Aumentan solicitudes de refugio de nicaragüenses en Costa Rica

Casi 23.200 nicaragüenses solicitaron asilo en Costa Rica entre enero y mediados de septiembre de 2021, según datos oficiales de Migration Policy Institute (MPI). El organismo informó que la emigración desde Nicaragua se ha disparado en los últimos meses por una nueva represión del régimen de Daniel Ortega.

MPI explicó que la emigración nicaragüense comenzó en 2018 pero fue frenada por la pandemia de COVID-19. Sin embargo, las autoridades arrestaron a disidentes políticos, aspirantes a candidatos presidenciales y periodistas, lo que llevó a muchos ciudadanos a buscar protección en el extranjero. 

LEER MÁS: Colectivo de DDHH Nicaragua dice que 95.000 nicaragüenses han dejado el país en lo que va del 2021

Es decir que estos 23,200 nicas se unieron a los casi 64.000 nicaragüenses que solicitaron el estatus de refugiado en Costa Rica entre 2018 y 2020, inmediatamente después de las protestas sociales en 2018.

Datos del gobierno de Costa Rica arrojan que en 2020, 368,000 nicaragüenses vivían en el país, lo que representa aproximadamente el 7 por ciento de los aproximadamente 5 millones de residentes del país, lo cual no incluye a los migrantes ilegales que se estiman en 200,000 personas.

Antes del 2017 los nicaragüenses representaban una pequeña parte de los solicitantes de asilo, un año después representaron el 83 por ciento de los solicitantes y el 86 por ciento en lo que va de 2021.

El MPI destaca que la migración nicaragüense a la vecina del sur, es uno de los flujos migratorios más importantes de Centroamérica, siendo el principal destino de los nicaragüenses a nivel mundial, seguido de Estados Unidos.

Hostilidad y exclusión

Al mismo tiempo, Migration Policy Institute (MPI) indicó que aunque Costa Rica mantiene una política de receptividad hacia los solicitantes de asilo y otros migrantes, los solicitantes de refugio enfrentan exclusión social, discriminación y estigma. 

“La hostilidad ha estado históricamente latente en las relaciones interpersonales costarricenses-nicaragüenses, pero ha estallado en ocasiones, incluso desde 2018. En medio de una creciente afluencia de solicitantes de asilo, costarricenses gritando cánticos antiinmigrantes marcharon en agosto de 2018 a un parque de San José conocido como un lugar de encuentro para los nicaragüenses”, señalaron

Aunque Costa Rica se enorgullece de sus esfuerzos de integración, los nicaragüenses a menudo han informado de aislamiento social y estigma, que pueden crear barreras informales a la educación, el trabajo y su integración más amplia, indicaron

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ