MAYORÍA DE NICARAGÜENSES A FAVOR DEL CASTIGO FISICO

La mayoría de los nicaragüenses se muestra a favor del castigo físico a los niños como una forma de corregirlos, pero además cree que hacerlo es un acto de amor para educarlos, de acuerdo con una encuesta de la firma M&R Consultores. El 80.6% de los encuestados cree que el castigo físico a niños por parte de sus padres sirve para corregirlo, según M&R Consultores, que levantó el estudio entre el 17 y el 30 de marzo de este año. Un 18.2% de los entrevistados considera que el castigo es un maltrato y un 1.2% no sabe o no quiso responder a la pregunta. El Sistema de Monitoreo de Opinión Pública (Sismo), en su edición 44 realizado por la firma encuestadora M & R Consultores revela que para el 79%  de los encuestados castigar físicamente a los niños es un maltrato cuando lo hacen los maestros, aunque un 19.6% cree que sirve para corregirlo. El 1.4% dijo no saber o no quiso responder al respecto. Todos lo hacen De acuerdo al estudio aplicado a 1,721 personas a nivel nacional, con un margen de error de +/-2.41% y un nivel de confianza del 95%, son los nicaragüenses que se consideran ateos (90%) y evangélicos incluyendo moravos (86.7%) los que mayormente creen que el castigo físico sirve para corregir a la niñez cuando lo hacen los padres. El 77.7% de los católicos cree que el castigo físico de los padres sirve para corregir a los niños y en el caso de los que se consideran creyentes sin denominación religiosa es el 76.1% los que apoyan esta idea. “La lectura que hacemos es que hay una creencia bastante arraigada, ancestral podríamos decir incluso de pensar que el castigo físico es una expresión de autoridad”, indicó Raúl Obregón de M&R Consultores. Por amor El 76.4% de los encuestados cree que los padres que le pegan a sus hijos lo hacen porque los quieren y un 6.9% dijo que si no les pegan es porque no los quieren. Solamente el 3.4% de los nicaragüenses cree que los padres que no les pegan a sus hijos es porque los quieren. El 13.3% restante no supo o no quiso responder. Un mayoritario 88.8% cree que los padres tienen derecho a pegarle a sus hijos frente a un 11.2% que opina lo contrario. Cuando la firma encuestadora preguntó si creen que los maestros tienen derecho de pegarle a los niños, el 84.4% respondió que no tienen derecho y un 15.6% opinó que los docentes sí tienen derecho a hacerlo. “Lo que demuestran estos datos es que está bien arraigada la creencia de que una de las formas de corregir a los hijos es el castigo físico y que los padres lo hacen porque los quieren, porque quieren lo mejor para ellos”, expresó Obregón. El director de M&R Consultores puso como ejemplo el caso de violencia en el Jardín Infantil María Montessori, denunciado a través de las redes sociales a inicios de marzo de este año. “Vimos en ese momento incluso a padres de familia abogando por el castigo físico y pidieron que no se cerrara el centro escolar, porque precisamente como sociedad vemos eso con bastante normalidad y muchos creen que sirve para mejorar”, insistió el representante de la firma encuestadora. Les pegaron El 83.9% de los nicaragüenses revela que en su niñez o adolescencia le pegaron sus padres o tutores, y de esos el 86.1% considera que le benefició en su educación. La encuesta indica que a un 39.5% de las personas les pegaron sus maestros en su infancia o adolescencia y de esos, el 51% cree que eso fue beneficioso para su formación. Fuente: END

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ