CONSEJOS PARA EVITAR LOS EXCESOS DE CALOR

El exceso de calor produce efectos perjudiciales para la salud de las personas, por lo que se hace necesario tomar medidas básicas, especialmente las personas con enfermedades crónicas, adultos mayores y niños. Los principales efectos del calor y las altas temperaturas en el cuerpo son la deshidratación, el llamado “golpe de calor”, que puede hacer perder el conocimiento, y las quemaduras solares. El cuerpo humano realiza un esfuerzo para mantener la temperatura corporal normal, por lo que se suda más y las venas se dilatan. Ante esto, una de las recomendaciones principales es beber mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed, salvo si hay contraindicación médica. Igualmente, evitar las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas. En los días de intenso calor hay que permanecer en lugares frescos, a la sombra y si es posible pasar al menos dos horas en algún lugar climatizado. Hay que evitar que el sol entre directamente al espacio donde nos encontramos. No abrir las ventanas cuando la temperatura exterior es más alta. Evitar usar máquinas y aparatos que puedan producir calor en las horas más calurosas. A partir de los 35ºC en el interior de una vivienda, un abanico sólo mueve el aire, no lo enfría. Ingerir comidas ligeras que le ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras). Evitar las actividades en el exterior en las horas más calurosas, sobre todo si las actividades son intensas. Si hay que permanecer en el exterior procure estar a la sombra, use ropa ligera y de color claro, protéjase del sol, use gorra o sombrero. Utilice un zapato fresco, cómodo y que transpire. Finalmente, si padece enfermedades crónicas, tome sus medicamentos en tiempo y forma. Si manifiesta algún síntoma relacionado con el exceso de temperatura, no dude en acudir al centro de salud más cercano. 19 Digital