Presentan resolución sobre Nicaragua en la OEA

El texto, patrocinado por Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú y Estados Unidos, se tomará en consideración en próximos días.

Siete países de la OEA, entre ellos Estados Unidos, presentaron este viernes un proyecto de resolución en la organización panamericana que "condena" la violencia y las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua, aunque no cita expresamente al Ejecutivo de Daniel Ortega en esa condena.

Lo que sí hace el texto es "exhortar al Gobierno de Nicaragua a que considere todas las opciones" para lograr "soluciones pacíficas" a la situación actual y para el "fortalecimiento de la democracia" en el país centroamericano.

El texto, patrocinado por Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú y Estados Unidos, se tomará en consideración en próximos días.

El consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunió este viernes en sesión extraordinaria en Washington para abordar la situación en Nicaragua, donde en casi tres meses de protestas contra el Gobierno de Ortega han muerto más de 300 personas, según organizaciones de derechos humanos nicaragüenses.

El proyecto de resolución no fue presentado oficialmente, ya que no se puede hacer con el consejo permanente en marcha, pero los países que lo patrocinan anunciaron su registro para su consideración futura. El texto, no obstante, se distribuyó en la sala.

El texto reitera "su enérgica condena y su grave preocupación por todos los actos de violencia y violaciones y abusos contra los derechos humanos, según lo documentado por la CIDH" y alienta "a que se proceda a identificar debidamente a los responsables, a través de los procedimientos legales correspondientes".

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrao, denunció el miércoles en la OEA un deterioro y una profundización de la grave crisis de derechos humanos en el país e instó a la comunidad internacional a exigir al Gobierno de Ortega a que ponga fin inmediato a la represión y las violaciones de los derechos humanos en el país.

En el borrador inicial de la declaración sí se incluía la condena expresa del Gobierno nicaragüense por la violencia y las violaciones de derechos humanos en el país, pero en la versión final consignada a consideración se retiró en aras del consenso. 

"Urgimos sinceramente a la delegación nicaragüense a considerar urnirse en apoyo a este texto como una forma constructiva de avanzar buscando todos una solución a la grave situación de Nicaragua", dijo el embajador de Estados Unidos, Carlos Trujillo, durante el debate de hoy en el consejo permanente.

El proyecto de resolución exhorta también al Gobierno de Ortega a "que apoye un calendario electoral acordado conjuntamente en el contexto del proceso de Diálogo Nacional".

La sesión extraordinaria se celebró con el rechazo de Nicaragua, al que se unieron Venezuela y Bolivia, aunque las tres delegaciones permanecieron en la sala y tomaron la palabra.

"No nos parece pertinente que se esté analizando la situación en Nicaragua sin la aquiescencia de nuestro país", manifestó su canciller, Denis Moncada, que llegó con la reunión ya avanzada.

El ministro nicaragüense consideró que se pretende obligar a Nicaragua a adelantar elecciones, cambiando una regulación constitucional.

"No se puede fortalecer la institucionalidad ni la democratización de un país partiendo de una base de que hay que romper la constitucionalidad", dijo. "Nosotros no vamos a actuar al margen de la ley".