Presidente de Costa Rica llama a la “calma” y “paz” ante la xenofobia

Presidente de Costa Rica./EFE

“Hago un llamado a la calma, a la paz, a actuar con prudencia, a no caer en provocaciones o llamados al odio. Informémonos de manera correcta, cada persona juega un papel fundamental en la conservación de la paz social que como costarricenses hemos construido por décadas y que disfrutamos hoy”, dijo este domingo el presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, en cadena nacional de televisión.

La cadena se grabó este mismo domingo, en respuesta a la manifestación que el sábado congregó a unos 500 ciudadanos a marchar, incluso con violencia, contra la inmigración de nicaragüenses en el Parque de la Merced.

El mandatario aseguró que el objetivo del gobierno es garantizar que Costa Rica siga siendo “un país de paz, sin ejército, respetuoso de las leyes y de los derechos de las personas, solidario y pacífico que, unido, logra lo que se propone incluso frente a los desafíos más difíciles”.

En ese contexto, indicó que ante los llamados de odio o violencia, intensificados en las últimas horas, “debe prevalecer la sensatez, la prudencia, la inteligencia y la solidaridad. En ese esfuerzo necesitamos de usted y de todas las personas del país”, expresó.

En el mensaje, Alvarado comentó que este es un tema de Estado que trasciende al gobierno, y que por ello ha instruido para que este lunes se informe a las fracciones de diputados y diputadas las acciones realizadas y para profundizar en la coordinación con ese Poder de la República.

Aseguró que, asimismo, se fortalecerá la coordinación gubernamental que se ha venido dando con las alcaldías, las iglesias y sociedad civil en diferentes partes del país y que se ha gestionado la cooperación internacional, con las agencias de Naciones Unidas así como con los Estados Unidos y la Unión Europea para fortalecer estas y otras acciones.

El presidente aseguró que la Administración ha trabajado sobre la situación por la crisis nicaragüense y que se han destinado los recursos necesarios para garantizar un control migratorio ordenado y registrado, de la mano de instituciones como la Cancillería, Migración, Seguridad Pública, Ministerio de Salud, PANI, DIS, OIJ, entre otras, para abordar el tema.

Mencionó medidas como el reforzamiento de la policía de migración en los puestos de Peñas Blancas y Tablillas y la presencia de la policía fronteriza en los pasos irregulares, la realización sistemática de operativos de migración en vía pública y cuarterías, tanto de las comunidades fronterizos, como en el Área Metropolitana.

“Tenemos inteligencia policial en coordinación con la Policía de Migración, el OIJ, la DIS y la Fuerza Pública para luchar contra el tráfico de personas hacia Costa Rica”, aseveró.

“También hemos implementado un control migratorio efectivo con el fin de deportar del país y de manera expedita todos aquellas personas con perfiles no deseados”, añadió.

Hizo mención, además, a la habilitación de dos centros de atención temporal de migrantes, conocidos como CATEM, uno ubicado en La Cruz y otro en Golfito

Tras reiterar su llamado a no caer en provocaciones o llamados al odio, Alvarado concluyó con que “Ser tico es hacer la paz, es ser solidario, ser respetuoso con el prójimo. Honremos esa tradición. Frente a las situaciones difíciles, es juntas y juntos como podemos salir adelante. Tengan la certeza que desde el Gobierno seguiremos haciendo todo para garantizar siempre su seguridad, y que podamos todos dormir tranquilos con nuestras familias y amanecer con esperanza renovada en que podemos salir adelante”.