Gobierno español apoya sanciones contra dictadura de Daniel Ortega

El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, se ha mostrado este viernes partidario de que la comunidad internacional imponga sanciones a la dictadura de Daniel Ortega, además reconoció que "desgraciadamente" este tema no está en el radar mundial.

En el transcurso de un debate del Foro Iberoamérica, Borrell ha defendido que un país como España lo que puede hacer en Nicaragua es ejercer "presión diplomática" sobre el Gobierno de Ortega, que ha reprimido con violencia las protestas contra Daniel Ortega las que inicaron desde abril pasado.

"El caso de Nicaragua nos preocupa y nos ocupa en la práctica", dijo Borrell, además informó que en una entrevista bilateral con su homólogo Denis Moncada, le manifestó el "absoluto rechazo no sólo del Gobierno español, sino de la Unión Europea" a la forma en que su Gobierno ha reprimido de manera "sanguinaria" esas protestas.

Ante el fracaso en la búsqueda de un mediador en la crisis, Borrell cree que "la única solución sería que la comunidad internacional impusiera una presión, unas sanciones, en el límite", toda vez que descarta el uso de la fuerza "desde fuera o desde dentro" y que parece improbable que el régimen de Ortega vaya a evolucionar "por sí mismo".

El jefe de la diplomacia española ha atribuido esta falta de avances en Nicaragua al hecho de que se trata de un país pequeño, cuya crisis queda eclipsada por la situación en Venezuela, a la que todo el mundo presta más atención.