Noticias NicaraguaPolíticaDaniel Ortega: "Yo nunca le tuve respeto a los obispos, la sotana no hace Santo a nadie"

Daniel Ortega: "Yo nunca le tuve respeto a los obispos, la sotana no hace Santo a nadie"

En la comparecencia el dictador se refirió a las protestas sociales del 2018, en particular a la intervención que realizó la policía para sacar de la estación policial en Masaya al Comisionado General Ramón Avellán

El régimen de Daniel Ortega arremetió una vez más contra la Iglesia Católica en Nicaragua porque supuestamente los obispos son “somocistas”. Al mismo tiempo, señaló que “la sotana no hace santo a nadie”, las declaraciones ocurren una semana después que el obispo Rolando Álvarez de la Diócesis de Matagalpa fue acusado por “Conspiración para cometer menoscabo a la Integridad Nacional” y de "difusión de Noticias Falsas".

Durante el acto de la XXV Graduación de Licenciados en Ciencias Policiales, de la Academia de Policía "Walter Mendoza Martínez", dedicada al Héroe Nacional, padre y Comandante Gaspar García Laviana, Ortega expresó que se formó en una familia católica, pero aprendió con el paso del tiempo que "la sotana no hace santo a nadie”.

“Incluso algunos obispos, esos curas, esos obispos… y lo digo como cristiano, yo me formé en una familia católica, cristiana, pero aprendí con el paso del tiempo que al final de cuentas, detrás de una sotana está en un ser humano, la sotana no hace santo a nadie, el hábito no hace al monje, es un principio” expresó. 

En la comparecencia el dictador se refirió a las protestas sociales del 2018, en particular a la intervención que realizó la policía para sacar de la estación policial en Masaya al Comisionado General Ramón Avellán Medal.

“Un héroe que puso a prueba, con los compañeros que estaban en ese comando en Masaya, puso a prueba lo que es la disciplina, porque no es fácil, no es fácil, estar en un cuartel, estar armando con suficientes armas y personal como para barrer con quienes atacan todos los días ese cuartel, alentados por los que no tienen ningún amor a Dios, alentados por los caínes, atacando todos los días” señaló Ortega.

Ortega señaló que supuestamente los “terroristas” salían de los templos. Por otro lado, sostuvo que la policía no disparó para evitar una mayor tragedia.

“Pensaban que la policía estaba vencida y los ataques eran en diferentes cuarteles todos los días, y salían de algunos templos, no de todos los templos, pero algunos templos donde estaban los fariseos, los sepulcros blanqueados, de esos templos salían y un departamento donde incluso abiertamente salieron algunos curas con la sotana, manipulando la sangre, para llamar al derramamiento de sangre”, subrayó.

Asimismo, Ortega aseguró que tenía una gran “admiración” y “respeto” por algunos sacerdotes, pero tras las protestas sociales no podía confiar en ellos. Sin embargo, las desavenencias con la iglesia no surgieron en 2018 sino que se remontan a la decada de los 80, durante esa época se registraron expulsiones del país de sacerdotes, acusaciones de terrorismo, así como la divulgación de un supuesto escándalo sexual de un sacerdote con una mujer, que posteriormente un desertor del Ejército sandinista dijo que había sido un montaje para desprestigiar al religioso.

“Y desde el inicio yo tuve siempre una gran fe, una gran admiración, un gran respeto a Cristo. Cristo fue mi primera inspiración para luchar por los pobres, porque en cristo yo veía al hijo de Dios que había bajado a la Tierra a luchar por los pobres, no por los ricos, no por los capitalistas, no el imperio romano, que es lo que como el imperio yanqui en estos tiempos”.

Agrega “Y no podía confiar en los sacerdotes, hay algunos sacerdotes que le tenía respeto cariño, a otros pues no podía tenerles respeto ni cariño, por sus actitudes. Fíjense, la cúpula de la Iglesia Católica en Nicaragua, los obispos, todos eran somocistas, predicaban el somocismo, en nombre de Dios santificaban el somocismo, si, eran somocistas, y la mayor vergüenza”.

Por eso Ortega dijo que no respeta a los obispos como autoridad religiosa “Entonces qué respeto podía tener, yo nunca le tuve respeto a los obispos, no podía creer en los obispos, en algunos sacerdotes, y en ese acercamiento eran excepciones de sacerdotes que tenían una práctica cristiana como Gaspar García Laviana, que sin ser nicaragüense tuvo más compromiso con el pueblo".

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ