ASESINAN DE 26 PUÑALADAS A JOVEN ESTELIANO

Además de las 26 heridas con arma blanca que le hicieron a Carlos Alberto Reyes Castillo, alias “El Teto”, de 19 años; también le cortaron el dedo meñique de la mano izquierda. El cadáver del joven fue encontrado cerca del empalme conocido como La Sirena en Estelí. “Fue una grosería la que le hicieron porque me le arrancaron un dedo y un alambre de púas le pusieron en el pescuezo y hasta una piedra. Después de eso lo apuñalaron en todo el cuerpo”, se lamentaba la madre de la víctima, Carmenza Castillo Cruz. Doña Carmenza dijo que la última vez que vieron a su hijo fue el sábado pasado. La familia tiene la sospecha que lo agarraron por el sector de una gasolinera, donde lo habrían matado y después lo llegaron a lanzar al lugar donde fue encontrado. Ana María Chavarría, tía de la víctima, pidió a la Policía que esclarezca este crimen. Aseguró que Carlos Reyes Castillo tomaba licor, pero no se metía con nadie, y no tenía enemigos. El joven trabajaba en un granero y era padre de una niña de 2 años.

¿Y el amigo?

Al momento de su desaparición el pasado sábado andaba con un amigo que todavía no ha llegado a la casa de la víctima ni ha dicho nada de lo que pasó. La tarde de ayer fueron enterrados los restos del joven de 19 años, en el cementerio municipal de Estelí, en medio de la consternación de los familiares que no lograron contener el llanto cuando intentaban mostrar las señales de violencia que tenía el cuerpo de la víctima. La comisionada Junieth Cano, jefa de Secretaría de la Policía de Estelí, informó que se están estudiando todas las hipótesis. La Policía todavía no ha informado cuál es el móvil del crimen. Carlos Reyes fue encontrado por unos jornaleros agrícolas de la comarca de El Regadío, Estelí, quienes dieron el aviso a la Policía. Familiares de la víctima lo llegaron a reconocer a eso de la 1 de la tarde del domingo. Fuente: Hoy