POLICÍA DEJA EN LA ORFANDAD A BEBÉ DE 20 DÍAS DE NACIDO

Julio Narváez salió de mañana a cumplir con sus labores diarias en la Policía Nacional. Aparentemente era un jueves normal. Se levantó, se alistó y antes de irse al trabajo le dio un beso en el cachete a su hijo que apenas tenía 20 días de nacido. -"Le dijo que era el bebé más lindo del mundo",- narra estremecida y con lagrimas en los ojos su esposa Mirna Mercedes Pérez.

"Soñaba que tuviera ocho meses para tomarse una foto con él", dice Pérez.

 Julio Narváez se desempeñaba como subinspector en la Policía Nacional y fue asesinado esta mañana en un enfrentamiento con un supuesto grupo delincuencial en el barrio San Luis, en Managua.

El oficial tenía varios años de trabajar en la institución policial.

Sus familiares describen a Narváez como un hombre gentil, jovial, de carácter sosegado. El agente vivía en el barrio Villa Venezuela en la capital.

imagen caNVA

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ