RELATAN CÓMO QUEMARON A VILMA TRUJILLO

Esta tarde se realizó la primera audiencia en contra del pastor Juan Gregorio Rocha Romero y el grupo religioso conformado por Pedro José Rocha Romero, Franklin Hernández, Esneyda del Socorro Jarquín y Tomasa Rocha Romero, acusados de los delitos de secuestro simple y asesinato, en perjuicio de Vilma Trujillo García de 25 años. La audiencia se llevó a cabo en los juzgados de Managua, a cargo de la juez décimo Suplente del distrito de Managua, Damaris Venegas López, quien revisó el libelo acusatorio y dictó prisión preventiva para los acusados. La Fiscal Fabiola Mendoza relató cómo mataron a Vilma Trujillo. “El 15 de febrero de este año, aproximadamente a eso de las 5 de la tarde, la víctima (Vilma) se encontraba en la casa de habitación de su cuñado José Granados, ubicada en la comunidad El Cortezal, municipio de Rosita, Región el Caribe Norte… hasta este lugar se presentó el acusado Juan Gregorio Rocha, quien valiéndose de ser reconocido en el lugar como el pastor de la Iglesia, llegó a visitar a la víctima con el pretexto de realizar oración de sanación, en vista que la víctima tenía problemas de salud relacionados con una alteración de la conciencia, pues presentaba síntomas como: hablar sola, cantaba, no reaccionaba cuando las personas le hablaban. Es de esa manera que el acusado aprovechándose de aparentar la autoridad eclesiástica y tener la confianza tanto de la víctima como de sus familiares, se aprovechó de las circunstancias de la salud de la víctima, que prácticamente no tenía voluntad y la trasladó hacia la Iglesia Visión Celestial de las Asambleas de Dios, en ese lugar, ese mismo día se reunió con el resto de los acusados, decidiendo conjuntamente retener a la víctima en la Iglesia, contra la voluntad de la víctima porque no tenía uso de razón, y para ello amarraron a la víctima de las manos y los pies, neutralizándola completamente, en esas circunstancias la mantuvieron retenida desde el 15 al 21 de febrero. Los acusados retuvieron a la víctima con la intención de privarla de la vida, quemándola viva y para ello se distribuyeron funciones de la siguiente manera: el acusado Juan Gregorio Rocha le haría creer a los feligreses de la Iglesia que la víctima estaba poseída por el demonio e iba a convocar a oración y ayuno para que Dios revelara cómo sanarla, y como autoridad debería orientar a los feligreses que se debería de cumplir con lo mandado por Dios; la función de la acusada Esneyda Jarquín es que iba a simular que recibiría una revelación de Dios y anunciaría en público que Dios le había revelado que deberían encender una hoguera y lanzar a la víctima a la hoguera para que el demonio que la tenía poseída la liberara; la acusada Tomasa Rocha, se iba a encargar de ordenar a los feligreses de la Iglesia que recogieran leña y encendieran la hoguera para cumplir la revelación divina; mientras que la función de los acusados Franklin Hernández y Pedro José Rocha, sería amarrar a la víctima de pies y manos a un tronco de árbol ubicado contiguo a la hoguera y después lanzarla para que se quemara viva, fue así que el 21 de febrero, aproximadamente a la 1:00 de la madrugada, estando reunidos los 5 acusados se mantenían con los demás feligreses aparentando ayuno y oración, en ese momento la acusada Esneyda Jarquín se puso de pie ante toda la Iglesia y les dijo que había tenido una revelación divina, que consistía que para que la víctima fuera liberada por el demonio, era necesario, Dios había indicado que ellos encendieran una hoguera y que la lanzaran a la víctima… Los acusados dejaron a la víctima (amarrada al tronco de un árbol) expuesta al calor del fuego desde la 1:00 hasta las 5:00 de la mañana", dijo la Fiscal. escena crimen trujillo "La acusada Esneyda Jarquín dijo que era el momento indicado por Dios para que salieran a realizar oración al pie de la hoguera y cumplir con el mandato de Dios, fue entonces que salieron los 5 acusados junto a otros feligreses de identidad desconocida y siendo aproximadamente las 5:30 de la mañana, Pedro José Rocha y Franklin cumplieron su función de soltar a la víctima del tronco al que tenían atado, y atada de pies y manos lazaron a la víctima que se encontraba en total indefensión, al sentir el fuego la víctima gritaba desesperada y pedía auxilio, pero los acusados de forma cruel la dejaron que se quemara, con la finalidad de que la víctima muriera. Los acusados se retiraron creyendo que la víctima ya había muerto, el fuego quemó los mecates con los que estaba atada la víctima, lográndose salirse quedando tirada sobre el patio de la Iglesia, sufriendo por las quemaduras que tenía en todo su cuerpo, prácticamente en el 80% de su cuerpo, quemaduras de segundo grado. Estuvo la víctima en el patio de la Iglesia hasta que a eso de la 1:00 de la tarde de ese mismo día fue rescatada por su papá Catalino López Trujillo y su primo Roberto Trujillo, quienes la llevaron al hospital Rosario Pravia del municipio de Rosita, pero por su estado delicado de salud la víctima fue trasladada a la ciudad de Managua vía aérea, hacia el hospital Lenin Fonseca donde la víctima lamentablemente falleció el 28 de febrero a las 4:22 de la mañana, a consecuencia de edema pulmonar, fallo multiorgánico, provocado por las quemaduras de segundo grado… Fue entonces que al tener conocimiento el compañero de vida de la víctima, Reinaldo Peralta, del deceso de la víctima, interpuso denuncia ante la dirección de Auxilio Judicial en esta ciudad de Managua por la muerte de la víctima”, concluyó el relato. Mercedes Mendoza, del Ministerio Público, fue la encargada de presentar los cargos en contra de los acusados. La audiencia inicial será el viernes 10 de marzo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ