Video
20, Noviembre, 2020 04:36 p.m.

Niño de 7 meses de nacido murió en Walpasiksa, poblado que desapareció huracán Iota

El poblado indígena de Walpasiksa, situada a unos 60 kilómetros al sur de esta ciudad, desapareció por completo por los potentes vientos y las lluvias del huracán Iota que impactó en el Caribe Norte de Nicaragua. Ahí murió un niño de 7 meses de nacido, confirmaron pobladores que fueron evacuados en una escuela en Bilwi. Estas familias salieron con la tormenta encima. “Falleció un niño de 7 meses donde pudimos sepultarlo en la comunidad y venir acá, la comunidad se mantiene inundada las casa destrozadas, no hay nada en la comunidad y por eso nos trajeron acá” manifestó la ciudadana que servía de traductora a otro miskito refugiado. La única vía para llegar a esta comunidad, ubicada frente al mar, es por lancha y tiene una población aproximada de unas 2.200 personas.

TV7 de Bilwi informó que el Ejército de Nicaragua evacuó a 231 personas, entre ellos 91 niños, de Walpasiksa hacia albergues ubicados en Puerto Cabezas. Hasta el momento el régimen de Daniel Ortega no brindado información sobre la situación actual de la comunidad, pero los residentes dicen que “nada quedó en pie” y que Iota arrastró consigo todo lo que pudo.

Por su parte Sor Heydi Guevara, quien es religiosa Lumen Cristi, menciono a 100% Noticias que el Huracán Iota fue un monstruo, en comparación al Huracán Eta, “el último fue un monstruo que aterrorizó toda la noche, la pasamos muy mal, incluso el colegio católico niño Jesús 76 años de fundación todo se perdió” dijo Guevara.

Asimismo, hizo un llamado para que donen ropa, comida, zapatos, leche para los niños. En esta escuela tienen albergadas a familias de Walpasiksa, que es una comunidad de prinzapolka. #HuracanIota #IotaEnNicaragua