TEMEN QUE IMPLICADA EN RAPTO DEL BEBE DEL ALEMÁN SEA ABSUELTA

None
El abogado Pablo Cuevas de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) aseguró que la familia Orozco Flores teme la absolución de una de las implicadas en el secuestro de Betzael Orozco Flores, el bebe sustraído del Hospital Alemán el pasado 1 de junio. Posiblemente Ana García, acusada de encubrimiento de secuestro simple cambiaría su rol en el proceso judicial a testigo de los hecho, informó Cuevas. Las razones para alertar sobre la posibilidad es que la señalada es trabajadora de FETSALUD, organización asociada al Frente Nacional de Trabajadores (FNT), cuyo dirigente es Gustavo Porras. García quien era Supervisora de nutrición del Hospital,  fue presentada como una de las cinco personas detenidas por el secuestro del menor, junto a la enfermera Julia Monge y el encargado de lavandería  Marío Muñoz, además de la pareja que tenía al bebe: Wanky Monge y Tupac Murillo. Posible red de trata de personas Cuevas valora la posibilidad de que el delito fue cometido como parte de los planes de una red de trata de personas. Previo al operativo de la Policía Nacional que dio con el paradero del secuestrado, la abogada Keyla Largaespada coincidió con la hipótesis, pues casos de rapto similares han ocurrido en el país, sin que se haya denunciado y alarmado mediáticamente. Fuentes informaron que las posibles razones que indujeron a Wanky Monge a secuestrar al menor es un vacío emocional, dado que estuvo embarazada y por razones desconocidas perdió el bebe. Sin embargo, la Policía Nacional desmintió la versión argumentando que las revisiones médicas determinaron que desde hace un año a la fecha la acusada no presenta signos de haber estado embarazada. Por su parte Cuevas relaciona la posibilidad de una red de trata de personas al descuido con que trataron al menor en su posesión. Si ha sido para llenar el vacío emocional, lo hubiesen tratado con todas las atenciones, aseguró el abogado. Piden justicia Ante la alerta de la posible absolución de García, Marianela Flores pide todo el peso de la Ley para los cinco acusados. La zozobra que vivió su familia duró casi 40 días en los que alertaron por medios nacionales e incluso planeó viajar a Honduras a reconocer a un niño que fue abandonado un día después del rapto para saber si se trataba de su hijo. Los delitos que se le imputan a los acusados es secuestro simple, después que la judicial aceptara la acusación que interpuso el Ministerio Público.