PRESIDENTE ORTEGA DESTACA LEALTAD DE ROSARIO MURILLO

None
En la edición número 37 de celebración de la Revolución Popular Sandinista, el presidente de la República de Nicaragua Daniel Ortega Saavedra reconoció la lealtad y perseverancia de Rosario Murillo, Bayardo Arce, René Núñez, el fallecido comandante Tomás Borge y el actual vicepresidente Omar Halleslevens, por mantener sus convicciones en la ideología socialista, militancia en el partido FSLN y la continuidad de la lucha de Augusto C. Sandino y Carlos Fonseca. Asimismo en su discurso reconoció el papel pre y pos revolución de Sergio Ramírez Mercado y Moisés Hassan, que ahora lidera un grupo alineado al Partico Acción Ciudadana (PAC), el cardenal Miguel Obando, razón con la que comenzó su discurso para destacar cómo conoció al religioso y el papel que fungió en la transición de Nicaragua del desarmamento y el reconocimiento a Violeta Barrios de Chamarro, de quién aceptó la derrota en las elecciones de los 90. Después de hacer una cronología desde cuando el primero de los Somoza tomó el poder y forzó al pueblo a levantarse años después en una revolución que culminó en julio de 1979 y cobró muchas vidas de jóvenes guerrilleros desde el interior del país, Ortega cuestionó a quienes formaron parte de esa revolución, pero que en la actualidad se desligaron del FSLN. En tono pausado tan particular del mandatario nicaragüense desaprobró a los “miembros que acompañaron en la lucha sandinista y en los noventas se retiraron y ahora los ven del brazo de la derecha, visitando Washington D.C”, destacando que después de perder el poder en los 90 en las elecciones que ganó la Unión Opositora al mando de la ex presidente Violeta Barrios de Chamorro, dichas personas tomaron posiciones radicales y se dedicaron a cuestionar al FSLN. Ortega destacó la educación Ortega aclaró que en los 80 cuando se refirió a gobernar desde abajo se trataba de una lucha con lápiz y papel. Tomó un país quebrantado para encaminarlo a un desarrollo integral. El presidente se tomó tiempo para disertar sobre la importancia de la educación que posterior a la revolución y huída de Somoza del país, el porcentaje de analfabetismo en el país era casi del 65%, por ello recalca que como gobierno piensan en cambios encaminados a una mejor nación. “Un pueblo sin cultura, es un pueblo más fácilmente doblegable", destacó. Ortega reiteró que el compromiso por pensión y ayuda a los retirados que participaron en la guerra y con las madres de héroes y mártires más que por razones presupuestarias, reconoció que se trata de un compromiso ligado a principios y moral.