PDVS ADMITE RIESGO DE IR A LA QUIEBRA

Una de las empresas que fungió como las más poderosas del continente americano, Petróleos de Venezuela (PDVSA), que intenta obtener unos $5,000 millones en una crucial pero poco atractiva oferta de canje de bonos, sorprendió dos veces a los mercados esta semana, primero al anunciar que podría caer en default si la operación fracasa y luego cuando su presidente dejó plantados a los inversionistas en una teleconferencia donde debía dar explicaciones. El plantón del presidente de PDVSA, Eulogio Del Pino, se produjo en momentos en que aumenta la incertidumbre sobre el futuro de la estatal petrolera, que debe pagar cerca de $7,500 millones en servicio de deuda en los próximos 12 meses en el marco de bajos precios del petróleo y la peor crisis económica en la historia moderna de Venezuela. La sorpresa fue que la propia PDVSA salió esta semana a advertir que enfrenta serias dificultades para cumplir con sus deudas. “Si las ofertas de canje no son exitosas, podría ser más difícil para la compañía hacer pagos programados de su deuda existente, incluyendo los bonos existentes, lo que resultaría en que la compañía evalúe todas las opciones alternativas”, advirtió PDVSA en un comunicado que encendió las alarmas de los mercados. Y lo que es peor, la empresa dejó entrever que la posibilidad de un incumplimiento de deuda podría impactar la producción de crudo en Venezuela. El insólito pronunciamiento de insolvencia sacudió a los mercados, siendo precisamente lo que los tenedores de deuda no quieren escuchar cuando se les está pidiendo que extiendan el crédito. Pero la gota de derramó el vaso en realidad vino después, en la teleconferencia convocada por PDVSA para explicar sus comprometidas finanzas. “Fue un desastre total, Del Pino no apareció. Dijeron que se había reunido con (el gobernante Nicolás) Maduro y que trataría de llamarnos desde allá. Estaba la presidenta de Finanzas en la llamada, pero ella no dijo una sola palabra. Hubo preguntas y el jefe de operaciones las tomó pero nunca llegó a contestarlas”, relató Russ Dallen, socio gerente de la firma Caracas Capital, quien estuvo en la llamada. “Las conclusiones que salieron de la llamada fueron dos. Primero, no tienen dinero. Dos, son tan incompetentes que no están jugando cuando dicen que PDVSA va entrar en default si fracasa el canje”, agregó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ