NIÑOS DAN UN ASOMBROSO EJEMPLO A CIUDADANOS DE COSTA RICA Y NICARAGUA

None
Niños y niñas que asisten a una escuelita de la Cruz de Upala en la frontera de Costa Rica con Nicaragua han captado la atención de directores creativos de la agencia J. Walter Thompson y Teletica que decidieron documentar la convivencia de los estudiantes, como parte de un proyecto que busca erradicar la xenofobia histórica entre las naciones.
Aquí aprendo más y también aquí puedo hacer muchos amigos." -Kennet Morales, estudiante de 2do grado (en fotografía).
Los protagonistas de la escuela han llamado a su República “La Libertad”, una zona de convergencia donde no son ni de aquí, ni de allá, sino simplemente ciudadanos del mundo. "Es bonito saber que ellos no tienen ni religión ni frontera, ni política, ni todas esas cosas que realmente son los que los están haciendo separarse o verse diferentes. Es un proyecto sobre igualdad", relata el cantautor nicaraguense Perrozompopo, quien compuso un himno con ayuda de los niños. "Al converger las dos naciones, entonces se hace una mezcla interesante y ellos aprenden la parte de convivir y de compartir, entonces ya ellos ven como algo natural", explica la profesora Josefina Mejicano, entrevistada por la cadena de televisión costarricense Teletica. [perfectpullquote align="right" cite="" link="" color="" class="" size="20"]Lo bonito de que sean los niños dándonos el ejemplo a los adultos de la sociedad. Cindy Regidor, periodista nicaraguense. La xenofobia entre ambos países es un problema histórico incitado por diferencias políticas y limítrofes que no deberían de afectar las relaciones de convivencia, analiza la periodista nicaragüense Cindy Regidor, quien estuvo a cargo del reportaje realizado para la cadena tica. Para Regidor es un ejemplo porque gracias a los convenios firmados por los países como Costa Rica, los niños pueden cruzar por la frontera y acceder a la educación. “Aquí se vive una convivencia preciosa” asegura, “a veces nos clavamos muchos en que son nicaragüenses y costarricenses, cuando hay una mezcla a nivel de sangre. Hay niños que son padres nicaragüenses, pero que nacieron en Costa Rica”, explica, tras conocer la historia de los familiares que transitan durante dos horas -a pié- y 30 minutos -en bicicleta- para dejar a sus hijos en la escuela de la Cruz de Upala. Regidor asegura que en la travesía de graficar historias identificó rasgos de convivencia que “buscan como enriquecer esa cultura de nicaragüenses y costarricenses”, entre ellos el hecho de: celebrar los días festivos de ambos países o cantar los dos himnos nacionales. “En una zona fronteriza es donde menos importan  las nacionalidades. El reportaje tuvo muy buena acogida por parte de los costarricenses". expresó en 100% Entrevistas con Lucia Pineda Ubau.   Ana Canales, directora de la escuela de la Cruz de Upala fundada en 1958, asegura que entre el 25%-35% de la población estudiantil es de procedencia nicaragüense, aunque destaca que se la enseñanza de los valores es la misma. "Si son tanto de allá como de acá, tenemos los mismos valores, siempre se les trata de enseñar eso… los derechos igual, eso siempre se les ha dicho aquí en el aula, en la institución… es una escuela muy linda, se trabaja excelente. Tanto los docentes como los niños se entienden muy bien”, reconoce. “Hay una comunión muy intima”, según Regidor, tras detallar que los acentos en ciertas zonas responden a las de una zona u otra de propiedad costarricense o nicaragüense. 100% Noticias/ Alexandra Díaz.  

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ