PASTOR MANTIENE SU VERSIÓN: "ELLA TENÍA UN DEMONIO"

None

El pastor Juan Gregorio Rocha Romero se mostró totalmente circunspecto esta tarde durante la primera audiencia donde se le acusa de los delitos de secuestro simple y asesinato, en perjuicio de Vilma Trujillo García de 25 años.

Rocha con un tono frívolo no dio un paso atrás en su declaración sobre el ritual que llevó a quemar a la mujer: "Estábamos ayunando para que esa mujer fuera liberada, porque no era un enfermedad, era un demonio que ella tenía; ella misma lo decía, un demonio: una serpiente y un zopilote", declaró el religioso.

-¿ Entonces usted la quemó?-
-No, no fue una decisión de quemar", dice tajantemente el pastor.
Hoy durante la audiencia que se llevó a cabo en los juzgados de Managua la Fiscal Fabiola Mendoza relató que mientras Vilma se encontraba en la casa de habitación de su cuñado José Granados, ubicada en la comunidad El Cortezal, Juan Gregorio Rocha, quien valiéndose de ser reconocido en el lugar como el pastor de la Iglesia, visitó a la víctima y luego la trasladó hacia la Iglesia Visión Celestial de las Asambleas de Dios, y reunió a otros miembros, decidiendo conjuntamente retener a la víctima en la Iglesia, contra la voluntad, posteriormente la amarraron de las manos y los pies, neutralizándola completamente, en esas circunstancias la mantuvieron retenida desde el 15 al 21 de febrero.
Los acusados retuvieron a la víctima con la intención de privarla de la vida, quemándola viva y para ello se distribuyeron funciones de la siguiente manera: el acusado Juan Gregorio Rocha le haría creer a los feligreses de la Iglesia que la víctima estaba poseída por el demonio e iba a convocar a oración y ayuno para que Dios revelara cómo sanarla.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ