GOBIERNO DE PERÚ DECLARA EMERGENCIA EN ZONA AFECTADA POR SISMO

El Gobierno de Perú declaró en emergencia la zona de la provincia de Caravelí, en el departamento de Arequipa (sur), para facilitar la reconstrucción del lugar tras el sismo de magnitud 6,8 ocurrido en la madrugada del 14 de enero causando dos muertos y unas 780 personas afectadas, dijo la primera ministra Mercedes Aráoz. "Inmediatamente tomamos la decisión de sacar un decreto supremo que declara en emergencia por el sismo la zona de la provincia Caravelí, en el departamento de Arequipa; esto ya salió publicado, con ello podemos hacer acciones rápidas, por ejemplo recuperación de canales, rápida evaluación en las diferentes áreas, como colegios, centros médicos, ver las atención a las viviendas, hacer que todo esté conectado nuevamente para llevar las viviendas temporales, darle toda la ayuda humanitaria a la población que ha sido afectada", afirmó la premier en conferencia de prensa. El estado de emergencia es por 60 días, según publicó el domingo 14 el diario oficial El Peruano. Por su parte, el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) informó este 15 de enero en su cuenta de la red social Twitter que hay un total de 104 personas heridas. La energía en la zona afectada se recuperó 100%, y el agua 50%, dijo en la conferencia el vocero del COEN, Jorge Chávez. Debido al terremoto, 168 viviendas resultaron colapsadas, 34 escuelas dañadas y 15 establecimientos de salud afectados.

"Una sola escuela es inhabitable, las otras 33 afectadas se pueden recuperar pronto, la inhabitable no; creemos que para la fecha que los niños ingresen a la escuela esté cubierto lo necesario para darle la mayor atención, sea a través de módulos prefabricados o de otro tipo de mobiliario para el caso de la escuela inhabitable", afirmó Aráoz.

En relación a las viviendas, la ministra agregó que se están trasladando residencias temporales desde Lima. El terremoto se produjo sobre las 4:18 hora local (9:18 GMT) a unos 56 kilómetros al sur del distrito de Lomas y a una profundidad de 48 kilómetros, según el Instituto Geofísico del Perú.