La reina Isabel II podría no retornar nunca a la vida pública

La monarca británica permanecerá en el castillo de Windsor “indefinidamente" hasta que la evolución de la pandemia de coronavirus le permita regresar sin riesgo a sus deberes oficiales. Algo que podría no suceder como mínimo en meses, o nunca

Isabel II, de 94 años, podría permanecer en autoaislamiento “por meses” y nunca volver a los deberes reales de primera línea. Su Majestad, de 94 años, que ha suspendido todos sus compromisos públicos mientras reside con su esposo, el príncipe Felipe, en el Castillo de Windsor, no podrá retomar sus funciones públicas debido al riesgo de contagiarse COVID-19 por un largo tiempo.

El posible retiro público de Isabel II se da a conocer en momentos en que el primer ministro Boris Johnson estableció un “plan de salida” tentativo de tres etapas e instó al país a volver a trabajar en un discurso televisivo a la nación desde Downing Street.

El biógrafo real Andrew Morton, de 66 años, en declaraciones a The Sun afirmó que temía que la monarca, cuyo calendario no se reanudará hasta el otoño boreal, no regrese a sus tareas habituales y que probablemente sea vista en mensajes grabados pero no en publico. Es la ausencia más larga de la monarca de sus deberes oficiales en su reinado de 68 años.

Lea de Igual Manera: La cantidad de muertes por coronavirus en Nueva York podría superar en más de 5.000 a la cifra oficial

“Es terriblemente triste, pero no creo que pueda reanudar su trabajo habitual. El virus COVID-19 no desaparecerá pronto y estará entre nosotros durante meses, si no años", afirmó Morton. “Sería demasiado arriesgado para la Reina encuentros públicos", agregó.

El autor, que escribió “Diana: su verdadera historia en 1992”, agregó que si bien la realeza disfrutaba reunirse con el pueblo, tales encuentros representan un gran riesgo tanto para ella como para el príncipe Felipe, que cumplirá 99 años el próximo mes.

Este lunes, una portavoz del Palacio de Buckingham informó que la monarca continúa “ocupada”, y mantiene audiencias semanales con el Primer Ministro por teléfono y sigue recibiendo su maletín rojo diario con documentación oficial del Gobierno para mantenerla informada de la marcha del país.

EEUU. 11, Mayo, 2020 2:51 p.m.

La cantidad de muertes por coronavirus en Nueva York podría superar en más de 5.000 a la cifra oficial

El estimativo se desprende de un estudio del Centro para el Control de Enfermedades del gobierno de Estados Unidos (CDC), que determinó que entre mediados de marzo y mayo perdieron la vida alrededor de 24.000 personas más que las esperadas. Las muertes podrían haber sido por el Covid-19 o por la falta de atención recibida debido al colapso sanitario causado por la pandemia

Infobae Infobae

Autoridades sanitarias alrededor del mundo han advertido que la posibilidad de que la cantidad de muertes producto de la pandemia de Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, sea sustancialmente mayor a la reportada por las autoridades, es cierta. Y hoy un nuevo estudio estimó que ese escenario también tiene lugar en la ciudad de Nueva York.

El Centro de Control de Enfermedades del gobierno de los Estados Unidos (CDC, por su acrónimo en inglés) publicó este lunes un documento en el que indicó que, entre mediados de marzo y mayo, perdieron la vida alrededor de 24.000 personas más que las esperadas por los expertos. La cifra excede en más de 5.000 la cantidad de muertes atribuídas al nuevo coronavirus en la ciudad, epicentro del estado más afectado por la pandemia a nivel nacional.

Lea Más: Wuhan registró un nuevo foco de infección de coronavirus

Agregaron que Su Majestad se mantiene en contacto con el resto de la familia real por teléfono y videollamadas.

The Sunday Times informó que el Palacio de Buckingham permanecerá cerrado por primera vez desde 1993, aunque la reina permanezca en Windsor, con eventos como “Trooping the Colour” y las fiestas en el jardín de Su Majestad cancelados.

Buckingham abrió sus puertas al público por primera vez hace 27 años debido a un incendio devastador en el castillo de Windsor, que luego se reparó polémicamente con millones de las arcas públicas. Fue el peor año vivido por la reina. Las llamas pusieron el broche fatídico al año en el que el desastroso matrimonio del príncipe Carlos y Lady Di fue expuesto en la biografía de Andrew Morton. El 24 de noviembre de 1992, Isabel II pronunció un discurso para conmemorar sus cuatro décadas en el trono. Fue memorable por un frase que usó en latín: “annus horribilis” (“año horrible”). Sin embargo, su marido Felipe, los duques de Sussex y su hijo Andrés le hicieron pasar un 2019 para el olvido a la titular de la corona británica.

Lea Además: Coronavirus: ¿se puede replicar el modelo Suecia en Estados Unidos?

Isabel II y duque de Edimburgo han estado aislados en Windsor con un personal reducido desde el 19 de marzo. La monarca generalmente regresa de Windsor a su residencia central de Londres en mayo antes de su descanso anual en Balmoral, Escocia, en julio.

En estos momentos con la renuncia de Harry y con la ausencia de Carlos de Inglaterra tras contraer COVID-19, es el príncipe William y su esposa Kate Middleton quienes están a cargo de representar a la Reina . Desde su casa de campo situada en el condado de Norfolk, en Reino Unido, los duques de Cambridge mantienen conversaciones vía Zoom con profesionales de la salud y personal en la primera línea en la lucha contra con el coronavirus.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ