INGERIR BEBIDAS MUY CALIENTES “PROBABLEMENTE” CAUSE CÁNCER, SEGÚN LA OMS

None
Las bebidas muy calientes "probablemente" causan cáncer de esófago, según ha hecho público hoy la Agencia Internacional para la investigación del Cáncer (IARC, en inglés), que forma parte de la agencia sanitaria de Naciones Unidas, OMS. La IARC tenía previsto presentar los resultados de su informe hoy a las tres de la tarde en París, pero los resultados del trabajo se han filtrado a varias agencias de información. "Estos resultados sugieren que ingerir bebidas muy calientes puede ser una causa de cáncer de esófago y es la temperatura, más que la bebida en sí, la que parece ser la responsable", ha dicho Christopher Wild, director del IARC, a la agencia AFP. La OMS ha revisado más de mil estudios científicos sobre la posibilidad de que el café y el mate provoquen cáncer. Ambas sustancias han sido clasificadas como "posiblemente carcinógenas para los humanos" desde 1991, cuando se realizó la última evaluación. Ahora, la agencia asegura que no hay evidencia de que el café y el mate de por sí provoquen cáncer. Sin embargo, dice que ingerir estas y otras bebidas a temperatura de 65 grados centígrados (150 grados Fahrenheit) puede provocar cáncer de esófago. Dana Loomis, uno de los responsables del informe, dijo que comenzaron a realizar el estudio debido a que las tasas de cáncer de esófago eran inusualmente altas en países donde se consumen habitualmente bebidas muy calientes, ha informado AP. Incluso a temperaturas de menos de 60 grados, los líquidos dañan el tejido del tracto digestivo, lo que podría producir tumores, aunque las pruebas son limitadas, ha señalado Loomis.

Alarma injustificada

Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, se ha mostrado escéptico con el mensaje de la OMS y el efecto que puede causar en la población. Sobre el anuncio en sí opina que "en un país como España la gente no debería prestar mucha atención, pues no se consumen especialmente bebidas muy calientes". "En América Latina, en cambio, donde se bebe mucho mate caliente, sí se debería atender a este problema", comenta. Hernández critica la forma general de actuar del IARC. "El problema es que es difícil relacionar cada conducta concreta con un problema de salud, por ejemplo un tipo de tumor, en ocasiones sin ponerlos en contexto, sin indicar cuánto riesgo adicional conllevan y sin decir si el problema afecta solo a unos países o regiones concretas", razona. Fuente.ElPaís