UN MÉDICO UTILIZABA SU SEMEN PARA INSEMINAR A DECENAS DE MUJERES

None

El médico Jan Karbaat fallecido en abril a los 89 años, inseminó en secreto durante décadas a decenas de mujeres que acudieron a su clínica de fertilidad holandesa, informó el diario El País.

El doctor en vez de utilizar el esperma de los donantes anónimos que las clientas habían seleccionado por catálogo, Karbaat usaba el suyo. Las pruebas de ADN efectuadas con ayuda de uno de sus vástagos legítimos han demostrado que el facultativo es “casi seguro” el padre de 18 hijos concebidos en el centro. Otros 25 tienen dudas, y el próximo 2 de junio los tribunales les dirán si pueden hacer otro tanto con muestras genéticas del muerto, lo que despejaría todas las dudas.

UNAS 6.000 MUJERES ENGENDRARON TRAS ACUDIR A SUS INSTALACIONES

La reputación del doctor Karbaat estaba entredicho desde hace unos años. Su clínica, Bijdorp, situada en un suburbio de la ciudad portuaria de Róterdam, cerró en 2009 porque las autoridades sanitarias holandesas constataron que mezclaba semen de varios hombres para aumentar las posibilidades de embarazo, una práctica prohibida. Su aportación personal se ha sabido ahora.

Según admitió el propio Karbaat cuando ejercía, a lo largo de 40 años, unas 6.000 mujeres engendraron cerca de 10.000 hijos tras acudir a sus instalaciones. Desde 2004, y a partir de los 16 años,los hijos pueden pedir la identidad del donante en Holanda. Los 25 ciudadanos que han recurrido a la justicia para averiguar si el facultativo es su progenitor, podrán obtener para ello un cepillo de dientes, o bien un cabello del finado. Los inspectores del Ministerio de Sanidad han señalado que “el desorden administrativo de la clínica de Karbaat era un problema recurrente”.