Cueva en donde estuvieron atrapados niños en Tailandia se convertirá en museo

Tailandia convertirá en un “museo viviente” la cueva donde estuvo apresado durante 17 angustiosos días el equipo juvenil de fútbol de “los jabatos”, cuyo rescate ha tenido eco global y ha puesto en el mapa el norte del país.

Entre otros objetos, el museo incluirá fotos, ropa e instrumental de los equipos de salvamento, en un proyecto que también contempla transformar la zona en parque nacional, con propósito didáctico y la intención de atraer visitantes y promover turísticamente la región.

“Es difícil proporcionar ahora más detalles del plan. Queremos reflejar lo sucedido y para ello necesitamos ayuda financiera”, confirmó por teléfono el gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, que coordinó la operación de rescate.

El funcionario no ocultó que el proyecto pretende fomentar las visitas a la provincia, rica en parajes naturales.

Y que el objetivo es convertirla en uno de los principales “reclamos” turísticos del país asiático.

En el extremo norte de Tailandia, cerca del “triángulo de oro” -en el vértice de las fronteras con Birmania y Laos y conocido así en el pasado por su producción de opio-, Chiang Rai tiene en la actualidad en el contrabando uno de sus motores económicos.

Con más de diez kilómetros de longitud, se trata de la cuarta cueva más larga de Tailandia, tiene un trazado endemoniado y su conversión en espacio museístico se anuncia cuando siguen pendiente de respuesta varias preguntas sobre el drama con resultado feliz.