LeBron cautiva a aficionados al iniciar nueva era con Lakers

LeBron / Foto cortesía

LeBron James se frotó las manos con polvo de tiza frente a la mesa del personal encargado del marcador, lanzó un grito de emoción hacia los eufóricos aficionados en las primeras filas, y de esa forma la nueva era de los Lakers de Los Ángeles arrancaba.

En la arena de San Diego, el mismo recinto donde Magic Johnson hizo su debut en temporada regular con Los Ángeles hace 39 años, James cautivó a los aficionados desde el inicio del partido de exhibición de los Lakers el domingo por la noche, una derrota de 124-107 ante los Nuggets de Denver.

James falló su primer disparo del encuentro antes de lanzar sin mirar un pase de cerca de 8,2 metros (27 pies) a Brandon Ingram, que coronó la jugada clavando el balón. Un minuto después, James encestó un largo triple.

La exestrella de los Cavaliers terminó con nueve puntos, tres rebotes y cuatro asistencias en poco más de 15 minutos de juego.

“Es grandioso regresar a la cancha y empezar una nueva travesía para mí y escuchar a los aficionados de los Lakers que tenemos aquí en San Diego”, declaró James, quien contrajo matrimonio en esta ciudad en 2013. “Es una grandiosa sensación salir y escuchar el estruendo de los fanáticos aquí. Lo agradezco enormemente”.

El tricampeón de la NBA, cuatro veces Jugador Más Valioso de la liga y 14 veces elegido al Juego de Estrellas dijo que el domingo estuvo más tiempo en la cancha de lo que esperaba, “y me sentí bastante bien”.