SEQUÌAS CAUSAN ESTRAGOS EN CORREDOR SECO

El llamado corredor seco de Nicaragua, en el que están 33 de los 153 municipios del país, son los que más sufren por el cambio climático y donde en los últimos 20 años la temperatura aumentó en 0.10 grados celsius, explicó Denis Meléndez, facilitador de la Mesa Nacional de Gestión de Riesgos. Las actuales condiciones climáticas, agregó, provocan sequías que afectan los cultivos. La zona El denominado corredor seco de Nicaragua lo comprenden los departamentos de León y Chinandega (Occidente), así como Estelí, Madriz, Matagalpa y Nueva Segovia (Norte), donde el año pasado las autoridades se plantearon sembrar un millón de árboles. En esa zona, el año pasado unos 3,000 niños sufrían de desnutrición luego de que los agricultores perdieran su cosecha a causa de la sequía, de acuerdo con el Gobierno, aunque el Programa Mundial de Alimentos descartó condiciones de hambruna. Según Meléndez, el corredor seco es el punto más crítico de Nicaragua. El año pasado la sequía afectó a 108 de los 153 municipios nicaragüenses, dañando la producción de granos y matando a unas 2,500 reses, según cifras de los productores. Tania Guillén, oficial de cambio climático del Centro Humboldt, dijo que Nicaragua paga las consecuencias de la contaminación generada por los países industrializados. Acciones Para Meléndez, en caso de que Nicaragua no tome acciones para mitigar el cambio climático, podría sufrir mayores efectos para el 2020. La generación de energía a partir de fuentes renovables, que cubren más del 50% de la demanda del país, marca un paso en la dirección correcta, sostiene Umaña. Justo para 2020, Nicaragua se plantea generar hasta el 80% de su energía a base de fuentes renovables, como eólica, solar, hidroeléctrica y geotérmica. Guillén explica que de lograrse esa meta, este país reducirá todavía más la emisión de gases nocivos. END