MACRI ANUNCIA GABINETE ECONÓMICO DE SEIS MINISTROS

None
El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, anunció el lunes que para lidiar con los diferentes problemas económicos reemplazará la figura de un único ministro de Economía por un gabinete integrado por seis miembros con rango ministerial.
 
 
 
Macri, un tecnócrata conservador de 56 años que se consagró ganador en la segunda vuelta electoral del domingo, también dijo en una rueda de prensa que confía en "lograr un buen diálogo" con la oposición peronista una vez que asuma el poder de manos de la presidenta Cristina Fernández el 10 de diciembre.
El líder del frente opositor Cambiemos venció con 51,40% de los votos al oficialista Daniel Scioli, del Frente para la Victoria, que obtuvo 48,60% de apoyo.
 
En lo que parece una apuesta por un equipo de técnicos que deberán consensuar de forma integrada las medidas que deberán implementarse en materia económica, Macri señaló que no designará a un ministro de economía sino seis ministros responsables de Hacienda y Finanzas, Trabajo, Energía, Producción, Transporte y Agricultura Ganadería y Pesca, sin precisar quiénes ocuparán estas áreas.
 
Estos funcionarios deberán hacer un diagnóstico de los problemas heredados, según el presidente electo. "Hoy la Argentina no tiene un sistema de información confiable. Necesitamos saber cuál es el estado real de las cuentas públicas, del Banco Central", señaló Macri.
 
En la actualidad, Axel Kicillof, responsable de la cartera de Economía y una de las personas de mayor confianza de la presidenta, es un ministro con fuerte poder de decisión en esa área.
 
La administración de Fernández no cuenta con ministerios de Hacienda y Finanzas, Producción y Energía. Esta última área está a cargo de una secretaría.
 
Macri también propuso "una transición ordenada" que es parte de "esta nueva época de mayor entendimiento" entre los argentinos.
Asimismo dijo que espera sumar acuerdos en el Congreso "para poner el país en marcha".
 
Macri inauguró un nuevo ciclo político al poner fin a 12 años consecutivos de kirchnerismo, el movimiento creado dentro del peronismo por Fernández (2007-2015) y su antecesor y fallecido marido Néstor Kirchner (2003-2007) que impulsó políticas sociales que beneficiaron a muchos.
 
El líder opositor asumirá el poder con el desafío de corregir los desequilibrios económicos sin provocar ajustes sociales que afecten su poder ante un peronismo que, aunque derrotado, seguirá teniendo un gran peso en el escenario político.
 
El partido oficialista mantendrá el control del Senado y será la primera minoría en la Cámara de Diputados. En el parlamento también estará representada una corriente del peronismo diferenciada del kirchnerismo que obtuvo 21% de los votos en la primera vuelta de octubre.
 
Entre los principales problemas están la inflación de al menos 27% anual y el bajo nivel de las reservas del Banco Central, de unos 26.000 millones de dólares.
 
Macri se propone eliminar las restricciones a la compra de dólares y unificar el mercado de cambios, donde convive el dólar oficial, que el lunes cotizaba a 9,68 pesos, con uno ilegal, que estaba en 15,15 pesos.
 
"Cuando Argentina se ordene y genere las condiciones para volver a crecer va a haber un único tipo de cambio, donde el Banco Central va a intervenir para que sea administrado en franjas", afirmó Macri, sin dar más detalles.
 
Se mostró además partidario de que el titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, renuncie al cargo, por considerar que se ha declarado "militante de un partido antes que un técnico", aunque dejó abierta la posibilidad a la continuidad de Miguel Galuccio al frente de la petrolera YPF.
 
El opositor dijo además que va a declarar "la emergencia" en materia de seguridad.
 
En materia de corrupción sostuvo que "la justicia tendrá toda la libertad para que no haya impunidad" y se comprometió a dar continuidad a los juicios por las violaciones a los derechos humanos cometidas en la última dictadura militar (1976-1983).
Ratificó además que en la próxima reunión de presidentes del Mercosur de diciembre en Paraguay va a pedir que se suspenda a Venezuela por "los abusos" del gobierno "con los opositores y la libertad de expresión".
 
AFP