Nicaragua: Perspectivas económicas 2020

A partir de abril 2018 la economía ha entrado en recesión con un acumulado negativo de menos -10.1 por ciento en diciembre de 2020.

1.   Entre el año 2007 y 2017 la economía creció, promedio anual, en +3.78 por ciento. A partir de abril 2018 la economía ha entrado en recesión con un acumulado negativo de menos -10.1 por ciento en diciembre de 2020.

2.   Desde abril 2018 hasta diciembre 2020, la economía tendrá 11 trimestres y 32 meses de contracción económica.

3.   La caída de menos -3.8 por ciento del PIB en 2018, supuso que la economía se contrajo en US$ 725.8 millones de dólares. La contracción de menos -5.0 por ciento del PIB en el 2019, implica una caída adicional de US$ 915 millones de dólares. Lo que significa que el país acumulará pérdidas por el orden de US$ 1,640.8 millones de dólares.

4.   Entre el 2018 y 2019, se desafiliaron 173,069 mil trabajadores del INSS y se destruyeron más de 417,000 empleos. Con las altas tasas de desempleo y empleo informal, las personas tienen una alta posibilidad de permanecer en esa condición en el 2020.

5.   El Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe de octubre 2019 titulado “World Economic Outlook”, indica que solamente se obtendrá un crecimiento positivo hasta el 2022. Esto significa que tendremos un PIB negativo durante cinco años, 2018-2022.

6.   De acuerdo al Presupuesto General de la República 2020 (PGR-2020), la política fiscal y monetaria serán contractivas, lo que no facilita un aumento de la producción de bienes y servicios.

7.   En el 2020, en la suma de recursos externos, donaciones y préstamos, se esperan una disminución de -8.9 por ciento en relación al 2019.

8.   El total del gasto gubernamental en millones de córdobas permanece congelado en 2018 y 2019. La austeridad significa menos dinero para educación, salud y protección del medio ambiente en relación al 2019.

9.   La austeridad no incluye al ejército ni a la policía que reciben más dinero y más oficiales en el 2020. Por ejemplo, el régimen asignó a la Policía más del 5 por ciento del presupuesto de la república, por encima del 4 por ciento que se les transfiere a las 153 alcaldías del país.

10.       La distorsión de las prioridades del gasto del régimen se demuestra cuando analizamos que la suma del presupuesto del Ministerio de Defensa y la Policía (C$ 6,521 millones de córdobas) será 9.92 vez mayor que la suma del presupuesto que recibirán la suma de la inversión del Ministerio del Ambiente y Agropecuario. (C$ 657 millones de córdobas).

11.       El gasto público, o sea, el consumo y la inversión del sector público, según las proyecciones PGR-2020, en porcentajes del PIB, el gasto de consumo público aumenta de 14.3 por ciento en 2018 a 15.1 por ciento en 2019 y disminuye a 14.9 por ciento en 2020.

12.       La inversión pública disminuye de 5.2 por ciento en 2018 a 4.2 por ciento en 2019 y a 4.0 por ciento en 2020.

13.       La inversión en los Programas de Inversión Pública (PIP) del 2020, se reduce en menos -13.22 por ciento, mientras que el gasto corriente aumentará en +3.07 por ciento. El régimen prefiere disminuir la inversión por mantener la planilla, clientelismo político, en el gobierno.

14.       Los PIP hasta septiembre 2019 muestra que el nivel de ejecución alcanzó solamente el 49.6 por ciento de lo programado. En el 2018, la ejecución fue de 73.1 por ciento. Lo que nos demuestra la ineficiencia del régimen se ha incrementado.

15.       El proyecto del PGR-2020 no contempla recursos para el subsidio al servicio de energía eléctrica a los asentamientos y barrios económicamente vulnerables. Con esta supresión, más de 30 mil hogares comenzarán a pagar normal la tarifa energía eléctrica, lo cual se traducirá en aumento de la pobreza.

16.       El mercado interno y el gasto de consumo de las familias no se reactivará en el corto plazo debido al creciente desempleo y subempleo, por un lado, y por el congelamiento salarial que se arrastra desde octubre de 2018, por otro lado.

17.       El gasto de inversión privada tampoco se visualiza para reactivar el crecimiento económico de Nicaragua en 2020. La desconfianza empresarial impide el incremento de la inversión privada en la producción. Por otro lado, el flujo neto de inversión extranjera directa (entradas menos salidas de capitales) se tornó negativo en 2019.

18.       En el 2020, las pensiones del INSS, con el 5 por ciento de deslizamiento hubieran totalizado C$ 19 mil millones de córdobas. Por la disminución al 3 por ciento del deslizamiento en relación al dólar será de C$ 18,438 millones de córdobas. Por lo tanto, los pensionados dejarán de percibir C$ 362 millones de córdobas.

19.       El Banco Central de Nicaragua (BCN), estima que durante el 2018 las pérdidas del sector turístico ascendieron a US$ 440 millones de dólares debido a los ingresos cesantes. En el 2017, este sector generó US$ 840 millones de dólares.

20.       De acuerdo a los datos oficiales del BCN, en el segundo trimestre 2019, el saldo total de la deuda externa de Nicaragua (privada+ pública) fue de US$ 11,602.8 millones de dólares, de los cuales US$ 6,057.0 millones de dólares corresponden al sector público y US$ 5,545.8 millones de dólares al sector privado.

21.       El servicio de la deuda externa al segundo trimestre 2019 fue de US$ 825.9 millones de dólares. El servicio de la deuda del sector privado y público aumentó con respecto al trimestre anterior, en US$ 116.2 y US$ 28.9 millones de dólares, respectivamente.

22.       Las perspectivas para el 2020 nos indican que habrá un incremento del monto de la deuda externa como el servicio de la misma.

23.       En conclusión. Las perspectivas para el 2020 es de crecimiento negativo. La desafiliación de los asegurados del seguro social continuará. El turismo y hostelería se contraerá. La productividad de los trabajadores no crece. La caída del consumo se mantiene. El empleo no se recupera. Los salarios reales se contraen. Las perspectivas no son alentadoras.

24.       La sociedad nicaragüense empeora, no se puede esperar ninguna mejora mientras permanezcan en el poder el régimen Ortega-Murillo y sus aliados.

San José/Costa Rica, 13 de noviembre de 2019.