Noticias NicaraguaFarándulaWill Smith y Benedict Cumberbatch dejan pocas opciones a Bardem en los Óscar

Will Smith y Benedict Cumberbatch dejan pocas opciones a Bardem en los Óscar

Los Ángeles (EE.UU.), 24 mar (EFE).- Will Smith y Benedict Cumberbatch llegan muy aventajados en la carrera por el Óscar al mejor actor protagonista, categoría en la que también compite el español Javier Bardem en su cuarta nominación a los premios de la Academia de Hollywood.

Mientras Bardem ya cuenta con una estatuilla, la de "No Country for Old Men" en 2008, ni Cumberbatch ni Smith atesoran una, lo que se ha convertido en un factor determinante a la hora de promocionar sus trabajos para atraer la atención de los votantes.

En los últimos días de votación también ha tomado impulso Andrew Garfield, de regreso en las alfombras rojas con tres importantes películas estrenadas en el mismo año, "Spider-Man: No Way Home", "The Eyes of Tammy Faye" y "tick, tick... Boom!", la responsable de su nominación.

Finalmente Denzel Washington, candidato al Óscar en una decena de ocasiones y ganador de dos trofeos, no parece que vaya a sumar otro triunfo en una categoría con dos claros favoritos.

WILL SMITH: LO HA INTENTADO TODO POR SUMAR VOTOS 

Si hubiera un premio a la campaña por el Óscar más entusiasta su ganador sería sin duda Will Smith. El actor no ha ocultado en ningún momento su interés por hacerse, finalmente, con la estatuilla de la Academia de Hollywood, a la que ya ha aspirado en dos ocasiones: "Ali" (2001) y "The Pursuit of Happyness" (2006).

Percibido como un actor taquillero y de entretenimiento fácil, Smith ha vuelto a ganarse el respeto del "cine serio" con "King Richard", en la que interpreta con todos sus matices al padre de Venus y Serena Williams.

Desde que recibió las primeras críticas positivas, el protagonista de "The Fresh Prince of Bel-Air" entendió que era su momento y se lanzó en una intensa actividad de promoción que le ha llevado a prácticamente todos los eventos, alfombras rojas, coloquios, mesas redondas y entrevistas posibles.

Fue el más aplaudido en el almuerzo de los Óscar, donde se hizo "selfies" con todo los presentes en la sala y, cuando ha podido, ha llevado a las tenistas Williams a las galas de premios.

Y le ha servido, pues ya ha ganado el Globo de Oro, el Bafta y el premio del Sindicato de Actores (SAG).

BENEDICT CUMBERBATCH: LA OPCIÓN PROFUNDA 

Benedict Cumberbatch, por su parte, ha mantenido un perfil algo más bajo en la campaña por el premio. Tampoco le ha hecho falta, pues "The Power of Dog" es la película más laureada de la temporada y la indiscutible favorita de la noche. Su directora, Jane Campion, prácticamente ya tiene grabado su nombre en el trofeo.

Con tan buena publicidad, es muy probable que la mayoría de los casi 10.000 votantes de la Academia hayan visto la interpretación contenida y profunda de Cumberbatch en un filme que trata asuntos como la masculinidad tóxica, la homosexualidad y las carencias afectivas.

El actor, que ya estuvo nominado en 2014 por "The Imitation Game", da vida a un antipático vaquero que, de tan auténtico que está en su papel, podría sumar menos votos por su falta de carisma.

JAVIER BARDEM: UN ESPAÑOL MUY RESPETADO EN HOLLYWOOD 

Que Hollywood respeta a Javier Bardem no es ningún secreto. Su intensidad en "No Country for Old Men" quedó grabada en la retina de los cinéfilos estadounidenses, que no olvidan al español, que suma ya su cuarta nominación.

En esta ocasión por "Being the Ricardos", donde da vida al divertido Desi Arnaz, un cómico cubano que se ganó el cariño de millones de espectadores con la serie televisiva "I Love Lucy".

A su favor juega que Bardem ha demostrado al gran público su dominio de un registro en el que baila, canta y exuda alegría.

Pero la idea de un español haciendo de cubano en una industria rendida a la hipersensibilidad colonial y racial puede remar en su contra, especialmente cuando cada vez que Bardem intenta explicar su postura cae un nuevo chaparrón de críticas.

ANDREW GARFIELD: EL BROCHE A SU GRAN REGRESO 

Es difícil no haber visto a Andrew Garfield en la gran pantalla este año: Ha estado en la cinta más taquillera, "Spider-Man: No Way Home"; ha acompañado a la favorita del Óscar, Jessica Chastain, en "The Eyes of Tammy Faye", y es candidato por "tick, tick... Boom!".

Mientras su agente se merece una mención especial, el actor podría dar la sorpresa al capitalizar la división entre Smith y Cumberbatch.

Su actuación, como un aspirante al mundo del espectáculo que se enfrenta a la ansiedad de cumplir 30 años sin lograr su sueño, resonará en muchos de los votantes. Más si tenemos en cuenta que interpreta a un personaje real, algo muy del gusto de Hollywood.

DENZEL WASHINGTON: EL VETERANO DE LA EDICIÓN 

Desde los años 1980 no hay década en la que Denzel Washington no haya estado nominado al Óscar. En la última década fueron cuatro veces como actor y otra como productor.

Antes, ganó en 2002 ("Training Day") y en 1990 ("Glory").

En esta ocasión llega a los premios como protagonista de "The Tragedy of Macbeth", una película de Joen Coen (la mitad de los hermanos Coen), tan perfecta en su minimalismo estético como desapercibida por el gran público.
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ