Cindy Crawford vuelve a ser portada de Vogue 30 años después

La legendaria top fue la portada del primer número de la edición española en 1988
Foto/Vogue

Fue en 1998 cuando Cindy Crawfor fue la imagen de la primera portada de Vogue España. 30 después, vuelve a ser protagonista para la misma revista.

Vogue que dedica un especial a la supermodelo, desvela la razón por la cual Cindy Crawford fue elegida para aquella primera portada de la edición española, un motivo muy relacionado con su rasgo físico más característico, el lunar que al fotógrafo Eric Boman le pareció “una cualidad a lo Carmen”.

En la entrevista la modelo rememora aquellos días y reflexiona sobre sus comienzos, concluyendo cómo en los 90 la televisión por cable multiplicó la proyección de un oficio que “era solo un trabajo sin más, no un estilo de vida ni nada parecido a lo que es ahora”. También evoca otras sesiones históricas con fotógrafos como Peter Lindbergh, y cómo se forjó el fenómeno de las supermodelos, que recuerda como “algo mágico”.

Portada de 1998.

Sus 18 portadas en Vogue América, la canción dedicada por Prince, el célebre anuncio para Pepsi –en el que puso de moda los ubicuos vaqueros cortados a tijera-, el vestido rojo de Versace que llevó a los Óscar de 1991, o el retrato de Annie Leibovitz con una serpiente en los brazos, son solo algunos de los detalles que denotan la magnitud de una carrera en la que, según Crawford, no existe un punto de inflexión. “Todo ha sido importante a su manera, aunque imagino que mi primera portada para Vogue USA con Richard Avedon fue bastante definitiva”.