Docenas de cuerpos en descomposición fueron encontrados en camiones de una funeraria en Nueva York

Vecinos se quejaron de un mal olor proveniente de los vehículos estacionados afuera de las casa, que tenían un congelador roto, aseguró un oficial de seguridad

Un terrible hedor provenía de un par de camiones estacionados frente a una funeraria en la avenida Utica en Brooklyn en la ciudad estadounidense de Nueva York..

Cuando llegó la policía, hicieron un horrible descubrimiento. Dentro de los camiones, habían varias docenas de cuerpos en descomposición.

No quedó claro cuántos de los cuerpos encontradas apilados en bolsas para cadáveres dentro de los camiones en la funeraria Andrew T. Cleckley habían muerto por la pandemia del coronavirus, dijeron las autoridades.

El sistema de atención funerario de la ciudad de Nueva York, los hospitales, cementerios, crematorios y morgues administrados por la ciudad, han estado bajo una presión extraordinaria en las últimas semanas, ya que los trabajadores asediados han tratado de lidiar con el peor evento de bajas masivas que golpeó a Nueva York desde que la gripe española de hace un siglo

También lea: Miami comenzó la reapertura parcial de algunos lugares de recreación y esparcimiento con ciertas restricciones

Al menos 14.000 personas en la ciudad han muerto por Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Nadie ha sentido la presión más que los directores de funerarias que han quedado atrapados entre la marea creciente de cuerpos que reportan los hospitales y hogares de ancianos, además de los retrasos que les impiden incinerar o enterrar a las personas rápidamente.

Algunas funerarias han tenido que usar remolques refrigerados, y otras han convertido capillas en morgues temporales, utilizando aires acondicionados de alta potencia para enfriar las habitaciones.

Aún así, la noción de que los cuerpos encontrados a plena luz del día en camiones de alquiler en una calle concurrida de Brooklyn subrayó los desafíos que enfrenta la ciudad mientras trata de absorber un desastre que ya ha matado a casi cinco veces más que los muertos en los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Además lea: Engel y Sires instan al presidente salvadoreño a respetar las normas democráticas

Banderas y coronas honran a varias personas que murieron debido al coronavirus.

Un funcionario, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para informar sobre el asunto, dijo que la funeraria había estado almacenando cuerpos en los camiones después de que su congelador dejara de funcionar correctamente.

Se requiere que los directores de funerarias almacenen cuerpos en espera de entierro o cremación en condiciones apropiadas que prevengan la infección.

Eric L. Adams, el presidente del condado de Brooklyn, llegó al funeral de Cleckley alrededor de las 5:15 pm del miércoles, dijo que descubrió que los agentes de policía y otros investigadores habían cerrado las calles como una escena del crimen y estaban examinando el camión.

“Parece que el camión estaba lleno”, dijo Adams. Añadió: “Esto es traumatizante para los miembros de la familia”.

El Departamento de Salud del estado, que regula las funerarias, también fue citado a la escena para determinar si la funeraria estaba manejando los restos de manera adecuada y emitió dos citaciones, de acuerdo con un oficial de la ley informado sobre la investigación.

El Sr. Cleckley no pudo ser contactado inmediatamente para hacer comentarios. Un hombre que contestó el teléfono en la funeraria el miércoles por la noche colgó antes de que un periodista pudiera hacer preguntas.

De acuerdo con un artículo del sitio web Loopcayman.com, Cleckley abrió la funeraria en 2015 con su esposa, Alva Stuart, e inicialmente atendió otras funerarias transportándoles cuerpos desde los lugares donde morían las personas. Sin embargo, en 2017, “se tomó la decisión de transformarse en servicios funerarios completos, incluidos entierros, cremaciones y envíos internacionales”, dice el artículo

Un sitio web administrado por el Departamento de Salud del estado calificó al Cleckley como director funerario con licencia. Pero el certificado de operación más reciente para la dirección de su negocio, presentado ante el Departamento de Edificios de la ciudad, no menciona nada acerca de que se tratara de una funeraria. Decía que el primer piso de su establecimiento, se usaba para “venta minorista de automóviles” y para “la fabricación de maquinaria”.

Mike Lanotte, presidente de la Asociación de Directores Funerarios de Nueva York, dijo que el Cleckley no era miembro de la organización.

También puede leer: Régimen de Irán se está llevando el poco oro que queda en Venezuela a cambio de apuntalar su golpeada industria petrolera

Una portavoz del Departamento de Salud, Erin Silk, dijo que la funeraria estaba haciendo arreglos alternativos para los restos. No estaba aclaró a dónde fueron llevados los restos.

John DePietro, propietario del edificio contiguo al de Cleckley, dijo que vio cinco vehículos estacionados afuera de la funeraria desde martes.

“Tenían cadáveres en las camionetas y camiones”, dijo DePietro. “Estaban uno encima del otro en bolsas para cadáveres”.

Agregó que no podía “juzgar con seguridad” cuántos cuerpos había en los vehículos, “pero todos estaban llenos”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ