Rusia ha enviado fuerzas a su flanco occidental para hacer "ejercicios"

EFE

Moscú, 13 abr (EFE).- Rusia confirmó hoy que ha desplegado fuerzas en su flanco occidental, tras las denuncias de Kiev y sus socios de un aumento de la presencia militar rusa en la frontera con Ucrania, aunque insistió en que este movimiento responde a "ejercicios", o maniobras, de las que hace responsable a la OTAN.

"En respuesta a las actividades militares de la Alianza que amenazan a Rusia, hemos tomado las medidas apropiadas", dijo este martes el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, en una reunión en el puerto ártico de Severomorsk, a orillas del mar de Barents.

DOS EJÉRCITOS Y TRES UNIDADES AEROTRANSPORTADAS

En un plazo de tres semanas y como "ejercicios sorpresa" diseñados para las unidades de los distritos occidental y sur, "dos ejércitos y tres unidades aerotransportadas han sido desplegadas en zonas de entrenamiento y de combate en las fronteras occidentales de la Federación Rusa", explicó el ministro.

Según Shoigú, la evaluación del estado de las Fuerzas Armadas de Rusia habrá "terminado en dos semanas", si bien no aclaró si entonces Rusia replegará a sus fuerzas a sus guarniciones habituales.

                                                   

El titular de Defensa de Rusia sostuvo que EEUU y la OTAN están desplegando tropas cerca de la frontera rusa, al concentrar su potencial de combate en la región del mar Negro y el Báltico.

EEUU comunicó el viernes pasado a Turquía el envío de dos buques de guerra al mar Negro.

Según Shoigú, la Alianza Atlántica y EEUU pretenden desplegar "40.000 soldados y 15.000 piezas de armamento, incluida aviación estratégica, a las fronteras" europeas de Rusia.                                                  

UCRANIA Y SUS SOCIOS, EN ALERTA

Ucrania ha alertado en las últimas semanas sobre el refuerzo de la presencia militar rusa cerca de su frontera y en Crimea, anexionada en 2014 por Rusia, además del incremento de las violaciones del alto el fuego en el Donbás, donde desde 2014 se enfrentan el Ejército ucraniano y los separatistas prorrusos.

En una intensa actividad diplomática, Kiev ha recabado el apoyo de EEUU, la Unión Europea, Reino Unido, Canadá y la OTAN, entre otros aliados que han reiterado su respaldo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania.

El presidente estadounidense, Joe Biden, reclamó este martes a su homólogo ruso, Vladímir Putin, que "rebaje las tensiones" con Ucrania, durante una llamada telefónica en la que expresó su "preocupación" por los movimientos militares rusos en la frontera con ese país.

A su vez, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, exigió a Rusia detener "de manera inmediata" la movilización en la frontera con su país vecino.

Kiev calcula, según la oficina del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, que hay unos 80.000 soldados rusos en la frontera con Ucrania y en Crimea, cifra que el jefe el Estado Mayor, Ruslán Jomchak, rebajó en la cadena CNN a unos 50.000.

RUSIA DICE QUE NO AMENAZA A NADIE

El Kremlin reiteró este martes que Rusia "no representa una amenaza para nadie" ante la preocupación que este lunes expresó el G7 (EEUU, Canadá, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Japón).

Rusia ha alegado que puede desplazar a sus fuerzas y a su equipamiento militar cuándo y cómo le plazca dentro de sus fronteras sin tener que avisar a nadie, al tiempo que ha acusado a Ucrania de provocar la escalada en el este.

También ha dejado claro que si la situación en Ucrania se agrava, hará todo lo posible para garantizar su seguridad y no ignorará el "destino" de los rusohablantes que viven en el Donbás, donde Rusia ha repartido más de 600.000 pasaportes desde 2019.

MOSCÚ NO PARTICIPÓ EN LA REUNIÓN DE LA OSCE

Rusia no ha querido informar de sus movimientos militares a sus socios en instancias creadas para ello, aunque el Kremlin ha asegurado que ha dado "todas las explicaciones" a sus socios.

El sábado pasado no quiso participar en una reunión de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) convocada a instancias de Kiev en el marco del "Documento de Viena" de 1999 sobre Medidas de Fomento de la Confianza y la Seguridad.

Ese documento, establece, entre otras cosas, que los Estados miembros de la OSCE notifiquen entre sí previamente las actividades militares principales como las maniobras, efectúen consultas y colaboren en el caso de una actividad militar insólita o de un aumento de tensiones.

                                                   
El miércoles habrá una reunión conjunta especial del Consejo Permanente y del Foro de Cooperación en materia de Seguridad de la OSCE para analizar la "actividad militar inusual de Rusia".

Tampoco Putin y Zelenski han hablado por teléfono, pese a que el segundo lo solicitó a finales de marzo, según su portavoz. El Kremlin alega que no ha recibido ninguna solicitud aún.

Recibe las noticias mas importantes directo a tu celular, únete a nuestro nuevo canal en Telegram, haz clic aquí

 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ