Noticias NicaraguaInternacionalesBorrell alerta de que Rusia quiere dividir a EE.UU. y una UE "irrelevante"

Borrell alerta de que Rusia quiere dividir a EE.UU. y una UE "irrelevante"

Borrell aseguró que la cuestión rusa será abordada por los ministros de Defensa y Exteriores de la UE en una reunión informal desde esta noche y hasta el viernes en la ciudad francesa de Brest
Agencia EFE

Bruselas, 12 ene (EFE).- El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, alertó este miércoles de que Rusia pretende crear división entre Estados Unidos y una Europa "irrelevante" con su “desafío" sobre la seguridad europea, así como reconstituir el bloque geopolítico soviético.

“Reconstituir el bloque geopolítico soviético en Europa e intentar un desacoplamiento entre Estados Unidos y Europa podrían ser los objetivos estratégicos de Moscú”, indicó Borrell en un texto publicado hoy en su blog, en una semana plagada de reuniones entre Rusia y Estados Unidos y la OTAN para abordar el refuerzo militar ruso junto a Ucrania y la seguridad en territorio europeo.

Borrell también avisó de que Rusia quiere “retratar a la Unión Europea como irrelevante y presionar por un desacoplamiento estratégico" entre los dos socios transatlánticos.

Para el alto representante, las propuestas que ha hecho Rusia a la Alianza Atlántica y EE. UU. sobre seguridad en Europa para alejar a la OTAN de sus fronteras “contravienen los principios de la arquitectura de seguridad europea” y van acompañadas de “la amenaza abierta de Rusia de emprender acciones militares si no se cumplen estas exigencias”.                                                 
“La ambición de las autoridades rusas es desafiar el orden político y de seguridad nacido tras la Guerra Fría”, dijo, y afirmó que Moscú quiere retractarse del acta fundacional OTAN-Rusia de 1997, que acompañó la ampliación de la OTAN a Europa Central y Oriental, así como de la Carta de París de 1990, que codificó los principios para la seguridad europea.

                                                 
Especificó que Moscú había aceptado principios que “ahora pone en tela de juicio”, como que cada país pueda elegir libremente pertenecer a organizaciones o tratados.

“Al desafiar este principio fundamental, Moscú actúa como una potencia revisionista”, comentó.

También dijo que Rusia se ha retractado de principios como el no uso de la fuerza y ​​el respeto a la integridad territorial de todos los estados, que aseguró que infringe tanto en Ucrania como en Georgia.

Borrell aseguró que la cuestión rusa será abordada por los ministros de Defensa y Exteriores de la UE en una reunión informal desde esta noche y hasta el viernes en la ciudad francesa de Brest, mientras prosiguen los encuentros hoy del Consejo OTAN-Rusia y el jueves, en Viena, de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

“Tenemos que llegar a una posición unida de la UE y tenemos que fundamentar nuestro papel, respaldándolo con líneas de acción concretas”, enfatizó el político español.

En primer lugar, abogó por “volver a los principios generales de la arquitectura de seguridad” tal y como se derivan de la Carta de Helsinki, la Carta de París, el acuerdo OTAN-Rusia o el documento de Viena de la OSCE sobre medidas para fomentar la confianza.

En segundo, pidió establecer un “mecanismo de gestión de crisis más eficaz con Rusia, un área en la que la UE tiene una gran experiencia”, mientras que en tercer lugar instó a crear mecanismos permanentes y operativos de prevención de conflictos y medidas de fomento de la confianza para que no se malinterprete la conducta de todas las partes, en particular en lo que respecta a las maniobras militares.

En cualquier caso, recalcó que la UE ya ha dejado claro que “cualquier movimiento adicional contra Ucrania tendría costos reales y consecuencias masivas”.

“Además de adoptar un conjunto coordinado de sanciones, también deberíamos estar preparados para acelerar diferentes vías de acción (…) No somos una alianza militar, pero tenemos formas y medios para promover nuestros intereses de seguridad y los de nuestros socios”, aseveró.

Eso incluye, según dijo, estar dispuestos a contrarrestar más la desinformación y las amenazas cibernéticas que emanan de Rusia, fortalecer la resiliencia y seguridad energética a través de un desarrollo más rápido de energías renovables o mayor diversificación de rutas y fuentes para las importaciones, pero también intensificar el apoyo a Ucrania.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ