PAKISTAN: BRUTAL ATAQUE CONTRA MEZQUITA DEJA 55 MUERTOS

Karachi. Al menos 55 personas murieron y otras 55 resultaron heridas hoy por la explosión de una bomba en el interior de un templo de la minoría musulmana chií en el sur de Pakistán tras la oración del viernes, informaron a Efe fuentes policiales y hospitalarias. El ataque fue cometido durante la oración del viernes en una mezquita de la ciudad de Shikarpur, situada en la provincia de Sind. El portavoz policial confirmó a Efe que el balance total de víctimas se elevó a 110, con 55 muertos y otros 55 heridos, varios de ellos graves, que salían de la "imambargah", una mezquita chií, tras la oración del viernes. El Hospital Civil de Shikarpur emitió una lista en la que incluyó a 49 víctimas, 46 de las cuales ya fueron identificadas, concretó a Efe el médico del centro Ishtiak Noman, quien añadió que varios heridos que continúan en estado crítico serán trasladados a Karachi, la capital provincial. Después de la explosión, "cientos de personas se abalanzaron al lugar para intentar socorrer a los que quedaron atrapados entre los escombros, porque el tejado de la mezquita se derrumbó por la explosión", declaró a la AFP un testigo, Zahid Noor. El ataque coincide con una visita del primer ministro Nawaz Sharif a Karachi para una evaluación de la situación de la seguridad en la provincia de Sind, donde se encuentra Shikarpur. Según el canal local Express, la organización Jundullah, vinculada aAl Qaeda, reivindicó la responsabilidad del atentado, dirigido contra la comunidad chiita. Un jefe policial de Shikarpur indicó al mismo medio que un hombre sin identificar dejó los explosivos en una bolsa dentro de la imambargah y se marchó del lugar. Según los primeros informes, el techo del templo se derrumbó con la explosión y muchos de los fieles quedaron atrapados bajo los escombros, detalló la Policía. La oficina de información del Ejército anunció a través de un comunicado que ha enviado hasta el lugar del atentado cuatro ambulancias y varios médicos militares para ayudar en las labores de rescate. El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, y otros dirigentes políticos han condenado el atentado. El líder del partido chiita Majlis Wahdat Muslimeen (MWM), Mohammed Amin Shaheedi, anunció tres días de luto y recriminó al Gobierno central no haber podido evitar el atentado, de acuerdo con el diario paquistaní Dawn. Los atentados, en especial contra la minoría chiita, que representa un 20 % de la población de Pakistán, se han incrementado en los últimos años en medio del recrudecimiento general de la violencia terrorista desde finales del 2012. El pasado 10 de enero al menos cinco personas murieron y 18 resultaron heridas en un atentado con bomba frente a otra mezquita chií en Rawalpindi, localidad próxima a la capital, Islamabad. En junio del 2013, un atentado en Quetta (oeste) cerca de un centro de rezo chiita causó la muerte a 30 personas y heridas a otras 60, mientras que a principios de 2014, tres matanzas en barrios chiíes de las ciudades de Quetta y Karachi (sur) causaron más de 250 muertos. Fuente: AFP/ EFE