NORTE DE CALIFORNIA SE PREPARA PARA LA PRÓXIMA GRAN TORMENTA

El norte de California se prepara para el regreso de los aguaceros y los fuertes vientos tras el paso de una potente tormenta que derribó árboles y líneas eléctricas y dejó decenas de vuelos cancelados en el aeropuerto de San Francisco. Se espera que la próxima tormenta comience a sentirse el domingo por la mañana, con ráfagas de viento de hasta 80,5 kilómetros por hora (50 millas por hora) y más de 7,6 centímetros (3 pulgadas) adicionales de lluvia en las colinas costeras y otros 3,8 centímetros (1,5 pulgadas) en las ciudades de la zona de la Bahía. "Los vientos volverán a ser fuertes, especialmente en la costa", dijo Austin Cross, un meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional. Está previsto que la tormenta afecte a gran parte de la costa oeste, con alertas por inundaciones en partes de Oregon y la amenaza de deslaves en la parte occidental de Washington. Las lluvias se mantendrán durante el fin de semana y expertos en meteorología alertan de inundaciones en varios ríos en el oeste de Washington. En la zona de la Bahía, cerca de 97.000 personas se quedaron sin electricidad, cuando los vientos registrados el viernes derribaron árboles que le llevaron por delante las líneas eléctricas. El sábado por la noche, unos 1.000 clientes seguían sin servicio, dijo Pacific Gas & Electric. FUENTE: THE ASSOCIATED PRESS