NUEVO ATENTADO EN YEMEN DEJA 40 CIVILES MUERTOS Y 80 HERIDOS

Al menos 37 muertos y 80 heridos dejó este miércoles el bombardeo nocturno de una fábrica de lácteos en Hodeida, oeste de Yemen, donde las organizaciones internacionales se inquietan por la crisis humanitaria en ciernes el séptimo día de campaña aérea liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes chiitas.
La coalición de varios países árabes intensificó este miércoles sus incursiones contra los rebeldes hutis en Adén, la capital del sur, y golpeó también sus posiciones en la capital. El ministro yemení de Relaciones Exteriores, Riad Yasin, pidió que la coalición mande tropas terrestres. Un militar basado en Hodeida, independiente de ambos bandos, descartó que se tratara de un bombardeo de la coalición. "Si la fábrica hubiese sido blanco de la aviación, habría quedado completamente destruida. Pero la explosión sólo alcanzó una parte de la instalación, lo que parece indicar un disparo próximo", explicó a la AFP. El canciller Yasin, refugiado en Riad, pidió el miércoles a la coalición internacional que envíe fuerzas terrestres. "Creo que dentro de poco los bombardeos aéreos serán ineficaces", dijo Yasin en una entrevista de la AFP una semana después de que comenzaran los ataques contra los rebeldes hutis, apoyados por Irán, que controlan extensas porciones de territorio en Yemen. El llamamiento de Yasin coincide con declaraciones alarmistas de la ONU y de oenegés preocupadas por el hecho de que cada vez son más los civiles víctimas de los bombardeos aéreos y porque una crisis humanitaria se perfila en el horizonte. "Sugiero empezar lo más rápidamente posible", dijo, y agregó, a propósito de las organizaciones humanitarias: "No contamos con ningún lugar seguro desde el que puedan operar". Civiles expuestos El duro balance de muertos confirma los temores de las organizaciones humanitarias sobre la situación de los civiles en este conflicto. En otros puntos del país, 19 personas murieron -seis civiles- en el avance de combatientes rebeldes en el barrio de Jor Maksar de Adén, que desencadenó combates con vecinos y milicianos aliados del ejército proHadi, según un médico y un responsable militar. Otros 40 civiles murieron el lunes en el bombardeo de un campamento de desplazados en el noroeste, un ataque imputado a la coalición liderada por Arabia Saudí, quien admitió la posibilidad de "daños colaterales". LA PRENSA HONDURAS