INTERPOL EMITE ALERTA INTERNACIONAL PARA ULISES SARMIENTO Y SU HIJO DETENIDOS Y LIBERADOS POR NICARAGUA

None
Alerta roja migratoria emitió ayer la Policía Internacional (Interpol) contra el ganadero olanchano Gregorio Ulices Sarmiento Galindo (72), y su hijo Javier Fabricio Sarmiento Aguiriano (26). Ambos fueron detenidos la semana anterior en Nicaragua y dejados en libertad porque según la Policía hondureña no tenían cuentas pendientes con la justicia. En la página de Interpol se destaca que los hondureños son requeridos por los delitos de almacenamiento y tenencia de armas de guerra, así como almacenamiento y tenencia de municiones de uso no comercial. Santos Nolasco, portavoz de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), informó que ambos requerimientos fueron emitidos por los entes competentes a inicios del presente mes. “Estas órdenes de captura son actualizadas, fueron emitidas a inicios de esta semana y con la alerta internacional se seguirán los protocolos para detenerlos”, justificó el militar. El 3 de julio, la Policía Nacional, en un comunicado informó que “ninguno de los Sarmiento tenía requerimiento judicial en Honduras y que no eran objeto de persecución en el país”. Huyeron. Varios operativos realizados en el mes de mayo y junio en las viviendas de la familia Sarmiento en Juticalpa, Olancho, buscaban encontrar evidencias que los ligaran presuntamente a actividades ilícitas, sin embargo no se les capturó y solo se les decomisaron varias armas de diversos calibres. Los dos allanamientos consecutivos realizados fueron la causa para que la familia saliera huyendo de Honduras hacia Nicaragua, ante lo que denominaron una persecución política. A ese país llegaron el 1 de julio y un día después cuando se apersonaban ante la Procuraduría General de Derechos Humanos, porque se declararon perseguidos políticos del gobierno de Honduras por pertenecer al Partido Libertad y Refundación, fueron detenidos por las autoridades nicaragüenses. Los Sarmiento fueron capturados en el municipio de Diriomo, departamento de Granada, pero fueron dejados en libertad. Con la alerta que se ha girado se espera que padre e hijo sean detenidos y entregados a las autoridades hondureñas, donde se presentarán ante un Juez con Jurisdicción Nacional que emitió las órdenes de captura, luego que el Ministerio Público documentó el caso. la Prensa Honduras