URUGUAY: UN REFUGIADO SIRIO AGREDIÓ A FUNCIONARIOS

Uno de los sirios que Uruguay acoge como refugiado agredió a representantes del Gobierno durante una reunión en la que fue informado de que el Estado no tiene capacidad para otorgarle una visa de entrada a otro país, como es su deseo, informaron fuentes oficiales. El suceso tuvo lugar en la localidad Juan Lacaze del departamento (provincia) de Colonia (suroeste), lugar en el que reside el agresor junto a su familia y al que se desplazó el equipo del Programa de Reasentamiento de Familias Sirias junto a un representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (Acnur). Según publicó la Secretaría de Derechos Humanos del Gobierno uruguayo en su página web, "la reunión fue motivada por la inquietud del jefe de familia de obtener una visa para trasladarse e instalarse en otro país".  
"El equipo volvió a explicarle que el Estado uruguayo no está capacitado para otorgar visas de entrada a otro país" y que la potestad para ello se la reserva el país de destino, detalló el comunicado oficial.La reunión se alargó por dos horas y tras los intercambios de impresiones "el jefe de familia agredió a parte del equipo del Programa", que de inmediato acudió a la Policía a denunciar el suceso, según informó el organismo gubernamental. "En un momento se descontroló la situación, hubo agresión, el equipo salió de la casa y puso una denuncia", dijo el secretario de Derechos Humanos de Presidencia de la República, Javier Miranda.   El funcionario, que dijo no haber estado presente en la reunión pero sí haber mantenido un contacto constante con su equipo, indicó que se produjo "una situación superviolenta en la que volaron algunos objetos" pero que no hubo lesionados. Medios de prensa uruguayos identificaron al refugiado sirio agresor como Merhi Alshebli, e indicaron que durante la reunión con los funcionarios se roció con gasolina en forma de protesta. Miranda afirmó que el sirio amenazó con rociarse de gasolina pero que no llegó a hacerlo. Por decisión del Gobierno del entonces presidente José Mujica (2010-2015), en octubre de 2014 cinco familias, con un total de 42 personas, víctimas de la guerra civil que sufre Siria desde 2011 fueron acogidas en Uruguay. A principios de septiembre, las familias sirias protestaron durante cuatro días frente la sede del Gobierno uruguayo, en Montevideo, en reclamo de poder dejar el país por ser caro y no poder vivir dignamente. INFOBAE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ