COSTA RICA YA NO DARÁ MÁS VISAS A MIGRANTES CUBANOS

None
El Gobierno de Costa Rica anunció que no otorgará más visas a los migrantes cubanos que lleguen a sus fronteras en tránsito para dirigirse a los Estados Unidos
 
Así lo anunció el canciller costarricense, Manuel González, quien informó que la medida entrará en rigor a partir de este sábado 19 de diciembre.
 
Y es que Estados Unidos se mantiene firme en su política de Ley de Ajuste Cubano que estimula la migración ilegal de los isleños, quienes arriesgan sus vidas para tratar de cumplir “su sueño norteamericano”.
 
Vale acotar que la masiva migración cubana responde a intereses económicos y no políticos, pues el bloqueo que EE.UU. mantiene por más de medio siglo en la nación antillana produce una fuga de talentos y de personas que amando a su país, necesitan mayores ingresos.
 
La decisión de Costa Rica fue tomada luego de la cumbre 46 del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) en El Salvador, la que terminó sin acuerdos sustanciales.
 
Esta vez, su presidente, Luis Guillermo Solís, advirtió a las personas cubanas migrantes irregulares “no intentar el ingreso a territorio costarricense, quienes se detengan en ese intento, serán deportados a Cuba, de inmediato", dijo.
 
El mandatario aseguró que no devolverá “forzosamente” a los cubanos que ya se encuentran en su país, debido a que su “compromiso” sigue siendo “buscar una solución”.
 
 
Para eso, convocó a una reunión de equipos técnicos el 21 de diciembre, en aras de avanzar en la búsqueda de alternativas para estos migrantes.
 
 
 
Miles de migrantes cubanos quedan atrapados de forma indefinida en la frontera de Costa Rica, en el intento de llegar a los Estados Unidos, país que propicia la emigración de talentos de la isla y les abre las puertas sin muchos requerimientos.
 
La situación se intensificó más aún, luego de que los ministros de Relaciones Exteriores de los países que integran el SICA, no llegaron a un acuerdo para solucionar la situación de los numerosos ciudadanos cubanos que se encuentran en refugios dentro de la zona limítrofe de Costa Rica con Nicaragua.
 
 
 
Sólo en noviembre de este año, más de tres mil cubanos aguardaban en el paso de Peñas Blancas, al norte de Costa Rica, después de que Managua cerrara la ruta que este año recorrieron más de 20 mil isleños para migrar al norte, quienes gozarían de “privilegios migratorios” al llegar a Washington.
El Gobierno de Daniel Ortega, responsabilizó a Costa Rica y a Estados Unidos por el problema migratorio y reiteró que mantendrá su frontera cerrada como hizo el 15 de noviembre, cuando el Ejército detuvo el paso a los migrantes.
 
"Nicaragua exige al Gobierno de Costa Rica (...) retirar de nuestras zonas fronterizas a todos los migrantes cuya concentración augura y alienta nuevas acciones violentas, lesivas de la soberanía que el Gobierno ha hecho y hará respetar", dijo la portavoz y primera dama, Rosario Murillo.
 
 
La ley de Ajuste Cubano, vigente desde 1966, y la política de “pies secos/pies mojados” privilegian intencionalmente a los cubanos que logran tocar territorio estadounidense, que pueden solicitar la residencia permanente un año después; mientras que los interceptados en el mar son devueltos a la isla.
Autoridades migratorias costarricenses señalan que diariamente ingresan a ese país cerca de 150 cubanos en su intento por llegar a Estados Unidos.
TELESUR