CÓMO REACCIONARON LOS CUBANOS AL ANUNCIO DE LA VISITA DE OBAMA A LA ISLA

None
"El mandatario estadounidense será bienvenido por el gobierno de Cuba y su pueblo, con la hospitalidad que lo caracteriza", afirmaron las autoridades isleñas en una conferencia de prensa, después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciara su vista los próximos 21 y 22 de marzo.
La canciller cubana, Josefina Vidal, recalcó sin embargo ante la prensa, la necesidad de "resolver asuntos claves": el levantamiento del bloqueo que pesa sobre la isla desde octubre de 1960 y "la devolución a Cuba del territorio ilegalmente ocupado por la base naval Guantánamo".
Isleños consultados por la cadena Univision expresaron su satisfacción tras el anuncio del histórico viaje de Obama. "Es motivo de regocijo y alegría", destacó uno de los entrevistados, mientras una isleña deseó que "ambos mandatarios puedan entenderse", con el fin de lograr "buenas relaciones que no afecten a ninguno de los dos países". Integrantes de la oposición cubana también dieron su opinión. Berta Soler, líder del movimiento "Damas de Blanco" que reúne a familiares y allegados de presos políticos, pidió que el presidente norteamericano "se pronuncie con seriedad y sancione al gobierno cubano" por violaciones a los Derechos Humanos.
Por su parte, Guillermo Fariñas, Premio Sajarov 2010 de Derechos Humanos, declaró: "Le pediríamos que (Barack Obama) trate de empoderar al pueblo de Cuba, a la sociedad civil, a la oposición interna, a los pequeños empresarios, a los cubanos de a pie y no al gobierno cubano".
Desde la ciudad estadounidense de Miami, se expresaron ante las cámaras de Telemundo opiniones contrastadas y expectativas en cuanto a la agenda del mandatario norteamericano en la isla.
Una de las figuras del exilio cubano, Ramon Saúl Sanchez del Movimiento Democracia, tiene esperanzas de que el presidente oriundo de Honolulu se pueda "reunir libremente" con la disidencia y tenga la oportunidad de escuchar lo que tiene para decir la sociedad civil en la isla. Por su parte, José Basulto, originario de Santiago de Cuba y presidente de Hermanos al Rescate, se mostró pesimista en cuanto a los resultados que se puedan lograr. "Ni va a traer mejoría al pueblo de Cuba, ni van a cambiar las relaciones de un modo en que afecte al bienestar" de los isleños, aseveró.
Asimismo, la congresista republicana de origen cubano por el estado de Florida, lIleana Ros-Lehtinen, expresó duras críticas y aseguró sobre el proyecto estadounidense: "Lo que ven son billetes y quieren hacerse ricos con la pobreza de Cuba".
Infobae