TRES CHEFS PERUANOS EN LA LISTA DE PANAMA PAPERS

None
La cocina peruana está de moda en todo el mundo. Y sus chefs se han convertido en celebridades que trascienden las fronteras de su país y abren sucursales de sus restaurantes en distintos países. Tres de ellos, Jaime Pesaque, Rafael Osterling y Christian Bravo, aparecen en los Panamá Papers que se filtraron a travès de Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).
 
"La gastronomía peruana está de moda y hay muchos chef ya premiados y reconocidos a nivel mundial, los mismos que están siendo contratados para hacer franquicias en varias parte del mundo y/o para dar asesorías...Todos pagan el 30% de sus ingresos como impuestos y, como comprenderás, ninguno quiere hacerlo", escribió en abril de 2015 Susana Kim, representante de Mossack Fonseca en Lima, a la sede central en Panamá, en uno de los miles de correos electrónicos filtrados.
 
El primero en mostrarse interesado fue Pesaque, dueño del restaurante Mayta, considerado uno de los 20 mejores de la capital peruana, y con sucursales en Miami, Punta del Este, Nueva York, Milán, Hong Kong y Dubai. "Gracias a Pesaque me reuní con varios chef famosos peruanos y se están pasando la voz. Todos me han pedido cotización de empresas y posibilidad de otros negocios", explicó Kim en otro correo.
 
"En diciembre del 2014, un abogado de Mossack Fonseca había registrado la sociedad JPR Restaurantes Corp. a través de Suggest Ltd., una segunda empresa que en realidad era una offshore del estudio para hacer gestiones a nombre de sus diferentes clientes. Aunque Suggest Ltd. quedó formalmente a cargo de la nueva sociedad, en los documentos de la constitución se consignó como domicilio la casa del chef Jaime Pesaque en Miraflores, una vivienda de dos pisos ubicada detrás de su conocido restaurante", cuenta el portal peruano Ojo Pùblico, parte del equipo de ICIJ.
 
 
Mayta, el restaurante en Lima de Jaime Pesaque.
 
Con la asistencia de los agentes de Mossack Fonseca, Pesaque solicitò la apertura de cuentas en el Credicorp Bank de Panamá, a nombre de la sociedad que crearon en Islas Vírgenes Británicas (IVB). En la información proporcionada ante la entidad bancaria, el chef señaló que el objetivo de las cuentas era recibir transferencias de entre 12 mil y 18 mil dólares al mes por sus consultorías a empresas del rubro gastronómico en Noruega, Estados Unidos, Italia y el emirato de Dubai.
 
 
Uno de los platos que cocina Rafael Osterling en su restaurante.
El segundo chef es Rafael Osterling, dueño de tres marcas de los restaurantes Rafael y Mercado en la capital peruana y La Despensa en Bogotá. Osterling es accionista desde el año 2009 de una sociedad llamada Insumos Peruanos Corp., registrada en Panamá y con directores proporcionados por Mossack Fonseca. Durante un tiempo la sociedad se mantuvo bajo el régimen de acciones al portador, hasta que a fines de octubre de ese año se formalizó el traspaso de las acciones a sus verdaderos dueños, el chef y su socio Marco Quiroz Zuzunaga.
 
Osterling, que pertenece a una familia que hizo fortuna en el sector minero, y hoy es embajador de la Marca Perú, no había declarado en su país ninguna de estas empresas offshore.
 
 
El restobar de Christian Bravo en Lima
Otro embajador de la Marca Perú es Christian Bravo, propietario del Bravo Restobar y habitual cocinero en programas de la televisión peruana. En marzo del 2013, compró a través del estudio panameño la sociedad Double Business Management Ltd., inscrita a inicios del año anterior en las Islas Vírgenes Británicas. A través de una serie de documentos, Bravo vendió su empresa peruana a su offshore en IVB y, luego, recibió los derechos de uso de su propia marca. Así, mientras Bravo anunciaba en Lima franquicias que requerían inversiones de hasta 800 mil dólares, el contrato de venta preparado por Mossack Fonseca establecía un precio de apenas diez mil soles por 850 de las 1000 acciones del restobar.
 
INFOBAE