DETIENEN EN MÉXICO A LA MÁS BUSCADA POR EL FBI

None
Brenda Delgado tiene 33 años y está acusada de haber mandado a matar a la dentista Kendra Hatcher, pareja de su ex novio, a través de un sicario.

Los agentes mexicanos la buscaron en regiones donde la mujer tiene amigos y familiares como San Luis Potosí, Nuevo León, Estado de México y la capital del país.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés) ofrecía una recompensa de 100.000 dólarespor la captura. La fiscalía federal dijo en un comunicado que la mujer mexicana fue detenida en un domicilio de la ciudad de Torreón, en el estado de Coahuila, al norte de México. Esa ciudad sufre el constante asedio de Los Zetas y el Cártel de Sinaloa.

"De acuerdo con la investigación, la imputada contrató a un joven de 31 años de edad como sicario para cometer el homicidio, con la colaboración de una amiga", afirmó la fiscalía.

En la descripción publicada por el FBI se informaba que Brenda Delgado es hispana, de 1,65 metros de estatura y 66 kilos de peso, con ojos color café y pelo negro. Tiene un tatuaje en forma de mariposa en la parte baja de la espalda

Delgado fue trasladada por la Interpol a la Ciudad de México para ser internada en una prisión de mujeres a la espera del proceso legal para su traslado a los Estados Unidos.

La mujer estaba incluida en la lista de los diez fugitivos más buscados por el FBI por huir para evitar el juicio luego de que la orden federal de arresto fue emitida el 7 de octubre de 2015. Está acusada de ser la autora intelectual de un asesinato en Dallas, estado de Texas en EEUU.

Un agente especial del FBI a cargo de la oficina en Dallas dijo, días atrás, que Delgado "pudo manipular efectivamente a todos los que envolvió en su plan premeditado" y aseguró que "aún cuando ella misma no tiró del gatillo, sigue siendo responsable por el asesinato de Kendra Hatcher, y a través de publicidad internacional y la oferta de una recompensa considerable pretendemos encontrarla y llevarla ante la justicia".

Delgado no sufrirá la pena de muerte que se aplica en Texas en casos similares ya que no fue detenida en EEUU.
Tomado de: Infobae