GORDURA DE TIGRES DESATA POLÉMICA EN CHINA

La publicación en las redes sociales chinas de fotos de unos tigres siberianos con claros síntomas de obesidad en la mayor reserva dedicada a este animal en China causó risas y chistes entre los internautas del país, pero también preocupación entre ecologistas que temen por la salud de los felinos.

Los tigres pertenecen al Parque de Tigres Siberianos de Harbin (extremo nororiental de China), el principal centro de conservación de este animal en peligro de extinción, y muestran a algunos de los felinos del recinto con vientres hinchados.

Las imágenes se publicaron coincidiendo con la celebración de la mayor festividad del país, el Año Nuevo lunar, una época de grandes banquetes familiares, por lo que muchos internautas bromearon y dijeron que los animales, como ellos, se habían pasado con la comida en las fiestas.

Sin embargo, también causó alarma entre asociaciones de conservación de la fauna, como la fundación Animals Asia, cuya directora, Karina O'Carrol, señaló en declaraciones al South China Morning Post que esa obesidad "era un peligro para los animales".

tigre gordo 2

Como en los humanos, el sobrepeso puede llevar a los tigres a padecer dolencias cardiovasculares o en las articulaciones, afirmó O'Carrol, quien urgió a los responsables del zoo de Harbin a que pongan a dieta a los animales.

Los responsables de la reserva no tardaron en responder a través de diversas excusas, asegurando, por ejemplo, que la obesidad de sus animales no era para tanto, y que las fotografías habían sido tomadas en ciertos ángulos que engordaban a los retratados.

También subrayaron que en invierno, con temperaturas en esa zona del norte de China que pueden alcanzar los 30 grados bajo cero, los tigres siberianos comen más para hacer frente al frío, pero recuperan su forma cuando llega el calor de los meses estivales y se mueven más.

Pese a las excusas, la reserva cedió  a las presiones y este fin de semana informó de que los tigres comenzaron a hacer más ejercicio.

El tigre siberiano (o del Amur), más grande que su pariente del sur de Asia (el de Bengala), vive en zonas naturales de la península de Corea, el noreste de China y el lejano oriente ruso, aunque su población total en estado salvaje es inferior al medio millar.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ