CARNE ADULTERADA, EL NUEVO ESCÁNDALO DE BRASIL

None

El Gobierno de Brasil intentó disminuir tensiones luego de que la Policía Federal destapó y desarticuló el viernes una mafia de adulteración de carnes, en operación en la que se detuvo a una treintena de agentes públicos y directivos de empresas implicados.

Sus prácticas incluían el uso de químicos para mejorar el aspecto de la carne, la alteración de las fechas de validez o la introducción de alimentos no adecuados para el consumo en la elaboración de embutidos, entre otras irregularidades.

Fiscales de sanidad alimentaria recorrieron las instalaciones de una treintena de empresas que son blanco de la investigación policial, y al menos tres procesadoras de carnes fueron clausuradas el sábado, al no ajustarse a las normas de sanidad vigentes.

Según Pacifici Rangel, las investigaciones hechas en los últimos tres días deben “preocupar” al Gobierno, pues, si bien los hechos “son puntuales”, comprueban “inaceptables prácticas corruptas".

Brasil es el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollo, el cuarto en el segmento de cerdos, y las ventas externas de esos tres sectores representaron el año pasado el 7,2% de ese comercio, unos 11 mil 600 millones de dólares.