REALIZARÁN PRUEBA DE ADN A MÉDICO QUE INSEMINÓ A MUJERES CON SU ESPERMA

Un tribunal holandés reconoció el derecho de los posibles hijos del médico Jan Karbaat a comprobar, mediante un análisis de ADN, si es su padre biológico y si inseminó a las madres con su propio esperma cuando dirigía una clínica de embarazo asistido en Rotérdam, entre los años 1980 y 2009.

Tras la denuncia de 22 personas, nacidas por inseminación artificial con esperma de donantes anónimos, la Justicia holandesa respaldó su derecho a comprobar su ADN con el de Karbaat, fallecido el pasado mes de abril a los 89 años.

Todos ellos afirman que encuentran similitudes físicas entre ellos y el doctor fallecido y que nacieron gracias a un tratamiento de inseminación que sus madres recibieron en la clínica de Bijdorp, que Karbaat adquirió en 1973.

Decenas de personas se sumaron a la denuncia y presentaron también sus quejas ante asociaciones defensoras de los niños por la falta de ética en las prácticas de dicho médico.

Se sospecha que Jan Karbaat inseminó a cientos de mujeres con su propio semen, entre otras razones debido a la escasez de donaciones durante la época en que él dirigía la clínica de fertilidad.  Cabe resaltar, que este centro de donación de esperma era el mayor de Holanda y también suministraba semen a clínicas repartidas por todo el país.

Los resultados de las pruebas de ADN no podrán hacerse públicas hasta que un tribunal lo autorice. Hasta entonces, las comparaciones se realizarán de forma secreta y bajo la estricta supervisión de un notario.