MADRE MATA A SUS TRES HIJOS PARA NO DÁRSELOS A SU EXPAREJA

Conmoción ha causado del crimen de una madre que envenenó a sus tres hijos menores, antes de suicidarse, para evitar así tener que dárselos a su expareja después de que la justicia le notificara que había perdido su custodia. La mujer también envenenó a los dos abuelos de los niños y uno de ellos falleció.

La madre de 38 años, identificada por la prensa mexicana como Mireya, recibió la notificación sobre la custodia el miércoles en la tarde después de una batalla legal de unos dos años.

El padre de los menores había pedido la custodia alegando que su expareja tenía "problemas mentales" y, por tanto, no podía hacerse cargo de ellos.

Al conocer que debía entregar a los menores, decidió dar un tóxico a todos los miembros de la familia "disfrazándolo" de medicamento, según indicó El Universal, lo que les provocó la muerte en pocos minutos.

La abuela, de 68 años, fue encontrada inconsciente, pero con vida y fue trasladada inmediatamente al hospital, según informó en un comunicado la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la capital.

La PGJ confirmó que lanzó una investigación después de que un familiar encontrara los cinco cadáveres en la recámara de un apartamento, al sur de la ciudad.

La madre afirmaba que se encontraba deprimida y que prefería matar a toda la familia antes que tener que separarse de sus hijos.