Salvadoreños exigen frente a embajada de Nicaragua la extradición de Mauricio Funes

Funes se encuentra asilado en Nicaragua, desde 2016, junto con su compañera de vida, Ada Mitchell Guzmán, y el hijo de ambos.
Dejan carta debajo del portón / Foto: LPG

Los Movimientos de la Sociedad Civil de El Salvador se presentaron este mediodía frente a la embajada de Nicaragua en ese país, para exigir la extradición del expresidente Mauricio Funes, asilado en Nicaragua por Daniel Ortega, y sobre quien existe una orden de captura internacional por la supuesta corrupción que le imputa la Fiscalía General de la República.

El miércoles, el Juzgado Quinto de Paz de San Salvador ordenó la emisión de capturas a escala nacional e internacional contra 15 prófugos del caso Saqueo Público por el desvío de $351 millones de las arcas del Estado, entre ellos el expresidente.

“El asilo político no está diseñado para encubrir a personas procesadas o imputadas en delitos penales comunes”, señala la carta presentada por DECIDE en la Embajada de Nicaragua en El Salvador. Sin embargo, las autoridades diplomáticas no accedieron al ingreso de los representantes de la organización civil, por lo que éstos dejaron la carta debajo del portón principal.

“El asilo es un derecho internacional basado en razones humanitarias”, remarca la carta, asegurando que el exmandatario salvadoreño no es en realidad un perseguido político como tal, sino una persona con un proceso penal que debe enfrentar con la justicia salvadoreña.

"Exigimos que enfrente la justicia y rinda cuentas de los $351 millones saqueados al Estado salvadoreño durante su gestión", escribió Defensa Ciudadana de la Democracia (DECIDE) en un comunicado.

Funes se encuentra asilado en Nicaragua, desde 2016, junto con su compañera de vida, Ada Mitchell Guzmán, y el hijo de ambos.

Además, el conglomerado de movimientos sociales también mostrará su solidaridad con la situación que vive Nicaragua y de paso rechazará el apoyo que el partido FMLN ha dado al presidente Daniel Ortega, quien ya lleva 11 años en el poder y es acusado de la crisis social que vive el país.