Israel bombardea 150 objetivos en Gaza tras el disparo de 180 cohetes desde la Franja

El intercambio de ataques se salda con tres palestinos muertos y 12 heridos, y nueve lesionados israelíes

La aviación de Israel ha bombardeado masivamente la franja de Gaza en la madrugada de este jueves, con ataques sucesivos contra 150 objetivos, en respuesta al lanzamiento de unos 180 cohetes desde el enclave palestino. En la que se presenta como una de las mayores escaladas bélicas desde el final de la guerra librada hace cuatro años en territorio costero, han muerto hasta ahora tres palestinos –un hombre, una mujer embrazada y su hija de 18 meses– y otros 12 han resultado heridos, en tanto que nueve israelíes han sufrido lesiones por la caída de los proyectiles, entre ellos una mujer que se encuentra en estado muy grave. Las milicias palestinas presentas en Gaza han anunciado un cese de hostilidades al mediodía del jueves después de la última tanda de ataques. Advierten de que el mantenimiento de la paz depende ahora de Israel.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, va a reunir por la tarde al Gabinete de Seguridad del Gobierno, el grupo de ministros que tiene la potestad legal de declarar la guerra, después de haber sido informado por el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas. Un alto mando del Ejército israelí aseguró al diario Haaretz que no se descarta la posibilidad de evacuar a toda la población situada a cinco kilómetros de la frontera si el Gabinete da la orden de lanzar una operación militar a gran escala contra Gaza.

Las negociaciones para restablecer la calma y resucitar la economía de Gaza tras cinco meses de tensión letal en la frontera se han visto golpeadas en las últimas horas por una espiral de ataques de ambas partes. Los enfrentamientos se originaron después de que el Ejército de Israel matara el martes a dos milicianos de Hamás después de que estos abrieran fuego, en un aparente malentendido durante un ejercicio de entrenamiento, contra el sector israelí de la frontera. La reacción armada del movimiento de resistencia islámica y la respuesta militar israelí están llevando a la franja de Gaza al borde de una nueva contienda, mientras Egipto trata de mediar con urgencia para establecer una tregua.

El lanzamiento masivo cohetes desde la Franja ha provocado también daños materiales en la ciudad de Sderot, limítrofe con el enclave costero, donde la población ha pasado la noche en los refugios. Las alarmas antiaéreas se han activado en más de 150 ocasiones a lo largo de la noche. El escudo defensivo Cúpula de Hierro —sistema de radares y proyectiles antimisiles que ha sido reforzado en las últimas horas— ha interceptado durante la refriega 30 de los proyectiles, según informó el servicio de prensa de las Fuerzas Armadas. Al menos otros cuatro cohetes han impactado en zonas urbanas de Sderot mientras el resto han caído sobre áreas despobladas.

Entre los objetivos bombardeados por Israel figuran instalaciones de Hamás en un “túnel marítimo de ataque” y otros "túneles terroristas", así como una factoría de elementos para la construcción de subterráneos, un campo de entrenamiento, un vehículo con una lanzadera de cohetes y otros centros militares del grupo islamista. El Ejército israelí informó además de que se había producido un ataque contra un vehículo de los trabajadores que refuerzan la valla de separación en la frontera, sin causar daños personales. Las tropas respondieron con disparos de un carro de combate contra un puesto de vigilancia de Hamás, según un comunicado castrense.

El lanzamiento de cohetes reedita la tensión máxima vivida en los dos últimos meses entre Israel y Hamás, que han librado tres conflictos armados en la última década. Con la mediación de Egipto y Naciones Unidas, ambas partes están negociando con sigilo una tregua en la guerra encubierta que se desarrolla en la frontera de Gaza desde el pasado 30 de marzo. Una ola de protestas contra el bloqueo impuesto en 2007 y por el derecho al retorno de los refugiados se ha cobrado desde entonces la vida de 155 manifestantes palestinos y la de un soldado israelí.

El enviado de Estados Unidos para Oriente Próximo responsabilizó a Hamás a través de Twitter del ataque con cohetes contra Israel en "una noche de terror contra familias atemorizadas sometidas a condiciones de guerra". La actividad en la escuelas próximas a enclave palestino ha sido supendida, mientras se han restringido en los centros de trabajo y en las zonas que que no cuenten con refugios antiaéreos próximos. 

El mediador de Naciones Unidas para la región, Nikolay Mladenov, ha advertido en un comunicado de que si no se frena la actual escalada entre Israel y Hamás en Gaza "la violencia puede tener efectos devastadores para todos" y los esfuerzos de la ONU y de Egipto para alcanzar un alto el fuego permanente pueden resultar baldíos.

La situación humanitaria de los dos millones de palestinos confinados en los 360 kilómetros cuadrados del enclave costero se ha agravado a consecuencia del largo bloqueo y de las sucesivas contiendas, que arruinaron las infraestructuras vitales para la economía.

Dos terceras partes de la población gazatí sobrevive gracias a la ayuda internacional en un territorio donde tasa de desempleo roza el 45%, la electricidad apenas llega a los usuarios cuatro horas al día y el 90% de los acuíferos están contaminados. Naciones Unidas prevé que la Franja dejará de ser habitable en 2020.

DEJA TU COMENTARIO

DEJA TU COMENTARIO