"Ayuda" es lo que pide Mujica a comunidad internacional para Nicaragua

José Mujica, en su presentación en Venecia.
EFE

El expresidente uruguayo José Mujica aprovechó su presentación en Venecia del documental "El Pepe, una vida suprema", para referirse a Nicaragua y Venezuela. Mujica poco habló de cine y mucho de la política que ha guiado su vida.

José Mujica, de 83 años, expresó su solidaridad con el pueblo latinoamericano: "Lo que menos necesitamos en América Latina es que nos intervengan, lo que necesitamos es que se nos ayude", y citó a países como México, Nicaragua o Venezuela que deben arreglar sus propios problemas.

Porque, "cada vez que nos metemos de afuera es peor. Los europeos tienen que recordar lo que pasó con Libia", dijo Mujica en un encuentro previo con un reducido grupo de periodistas.

Figura reconocida

José Mujica es un expresidente y exsenador que se ha convertido en una figura internacionalmente conocida y respetada, algo que sobrelleva con sonrisa y muchas explicaciones.

"No soy yo, es la necesidad de la gente de tener un símbolo, Me agarraron a mí como chivo expiatorio. Los seres humanos necesitamos creer en algo y los tiempos modernos no dejan creer en nada. Yo no soy otra cosa que un viejo sencillo", señala mientras bebe un maté antes de la rueda de prensa.

E insiste en que si dedicara mucho tiempo al compromiso económico, no tendría tiempo para vivir.  "Y creo que hay que hacer las cosas que a uno le gustan. Hay que tener tiempo para los afectos y las relaciones personales porque la vida se nos va". Ese es precisamente el principal mensaje que lanza a los jóvenes.