Casi mil albergados en Costa Rica por fuertes lluvias

Foto cortesía

El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias de Costa Rica (CNE), Alexander Solís, informó hoy que 989 personas están albergadas, debido a las inundaciones y deslizamientos provocados en Costa Rica por las fuertes lluvias de las últimas horas.

En un reporte, divulgado en la página de Facebook de la CNE, Solís precisa que se trata de vecinos de comunidades del Pacífico central y norte del país, quienes son los más afectados por los fuertes aguaceros persistentes desde este jueves y que se mantendrán durante esta jornada y posiblemente todo el fin de semana.

Señaló que para los damnificados fueron habilitados 16 albergues en los distritos de Quepos, Parrita, Tárcoles, Paquera, El Roble, Barranca, Lepanto, Aranjuez, Bejuco, Carrillo, Nosara y Cabo Velas, mientras indicó que varias rutas tienen tráfico interrumpido producto de caída de árboles, desbordamientos de ríos y deslizamientos de tierra.

“Desde ayer hemos tenido intensas lluvias sobre todo en el valle Central, en el Pacífico central y la península de Nicoya”, apuntó Solís y reveló que los sectores más dañados por las intensas precipitaciones se ubican en la península de Nicoya, en específico los territorios de Paquera, Lepanto y Cóbano donde el nivel de las precipitaciones llegó a 300 milímetros.

Ello, explicó el presidente de la CNE, provocó anegamiento en múltiples comunidades con la consiguiente necesidad de trasladar vecinos a albergues como ocurrió en Paquera y Jicaral, así como en Paquita (Quepos), El Establo, Chacarita y El Roble, en la provincia de Puntarenas.

Debido al mantenimiento de las condiciones favorables a intensas lluvias, Solís llamó a la prevención y a la gente para que se aleje de las zonas de riesgo que aún no han sido impactadas.

Para ello, expresó la necesidad urgente que las personas se pongan en contacto con el Comité Municipal de Emergencia que ya ha habilitado albergues. Hasta ahora no se reportan pérdidas de vidas humanas ni heridos como consecuencia de las fuertes lluvias.