Más de 400 heridos tras terremoto de magnitud 6.3 en Irán

Foto cortesía

Un terremoto de magnitud 6.3 golpeó el oeste de Irán cerca de su frontera con Irak hoy, domingo, por la noche, hiriendo a más de 400 personas y enviando a residentes temerosos corriendo a las calles, dijeron las autoridades.

El temblor golpeó cerca de Sarpol-e Zahab en la provincia iraní de Kermanshah, que fue el epicentro de un terremoto el año pasado que causó la muerte de más de 600 personas y donde algunos siguen sin hogar.

El gobernador provincial de Kermanshah, Houshang Bazvand, dijo a la televisión estatal iraní que 411 personas resultaron heridas, aunque dijo que la mayoría de las lesiones fueron leves y que solo 15 fueron hospitalizadas. Dijo que los heridos eran de áreas rurales y que la situación estaba bajo control.

Las autoridades dijeron que docenas de equipos de rescate fueron desplegados inmediatamente después de que el terremoto se detuviera y el ejército del país y su Guardia Revolucionaria paramilitar respondieran.

Los funcionarios informaron daños en edificios tanto en la ciudad como en la zona rural de Kermanshah, así como en algunas carreteras. El temblor también derribó las líneas eléctricas y causó cortes de energía en la noche cuando las temperaturas rondaron los 46 grados Fahrenheit.

El terremoto golpeó justo después de las 8 p.m. en Irán, es decir, la mayoría todavía estaba despierta en ese momento y pudieron huir rápidamente.

El terremoto de 6.3 tuvo una profundidad de 6.2 millas, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos. La televisión estatal de Irán dio la profundidad a 3.1 millas. Tales terremotos poco profundos tienen un daño más amplio.

El terremoto se sintió tan lejos como la capital iraquí de Bagdad, a unas 110 millas al suroeste.