CIDH condena censura contra los medios El Faro y Factum

El gobierno de El Salvador bloqueó el acceso a los corresponsales de El Faro, uno de los principales medios de investigación de Centroamérica.

Edison Lanza, relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, repudió este sábado que el gobierno de El Salvador haya bloqueado el acceso a los corresponsales de El Faro, uno de los principales medios de investigación de Centroamérica, a un acto oficial del presidente Nayib Bukele el viernes.

"El día que el presidente de El Salvador presenta una comisión para investigar la corrupción con la OEA la Casa Presidencial impide el acceso de El Faro. Gobiernos deberían ser neutrales frente a la línea editorial de los medios", advirtió Lanza a través de su cuenta de Twitter.

El hecho generó polémica en el país, a raíz de que fue denunciado en redes sociales y en medios opositores, y llegó a ser comentado por el propio presidente Bukele.

"Los de Factum y El Faro se están haciendo las 'vistimas', pero esta es la realidad:", escribió el mandatario en su Twitter junto a un comunicado de la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia para justificar la maniobra y agregar que los enviados de la revista Factum también fueron rechazados en el evento del viernes.

"En cada conferencia se ha tenido un trato respetuoso y protocolario con cada miembro de la prensa y en cada una se han abierto espacio para preguntas… Desafortunadamente, durante la última conferencia de prensa del Gabinete de Salud, un periodista de El Faro irrumpió en el evento con gritos sin motivo alguno y sin control; este mal comportamiento no ha sido el único, ya que en otra conferencia de prensa, también se tuvo un hecho similar con un periodista de la Revista Factum, quien se dirigió de manera irrespetuosa y petulante a personal de Casa Presidencial. Debido a esto, este día se tomó la decisión de no dejar ingresar a periodistas de los medios digitales ya mencionados, pero se tuvo la cobertura de más de 60 medios de comunicación", argumentó la agencia gubernamental en un fragmento del comunicado.

Y, sobre el final del texto, el gobierno aseguró que "esta medida se mantendrá en firme hasta que no exista un compromiso serio por parte de los medios de comunicación restringidos este día de respetar la labor de los demás periodistas y de la institución".