Expertos: la muerte del comandante iraní envía un mensaje a Corea del Norte

La tensión entre Estados Unidos e Irán podría desviar la atención del país norteamericano a Pyongyang, mientras que la muerte del principal general militar de Irán por parte de Estados Unidos podría llevar al líder norcoreano Kim Jong Un a reevaluar cuán dispuesto está Estados Unidos a usar la fuerzas, según dijeron varios expertos.

“Corea del Norte puede quedar en segundo plano mientras la administración Trump se ocupa de posibles represalias iraníes en el Medio Oriente”, dijo Robert Manning, miembro del Consejo Atlántico.

Estados Unidos mató al general Qassem Soleimani el viernes con un ataque aéreo en el aeropuerto de Bagdad. Soleimani fue el comandante de la Fuerza Quds de Irán del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica y el principal estratega de la influencia militar de Irán en el Medio Oriente y el arquitecto de las principales operaciones de las fuerzas iraníes en las últimas dos décadas.

El presidente Donald Trump autorizó el ataque en medio de las crecientes tensiones entre Washington y Teherán. Soleimani “mató o hirió gravemente a miles de estadounidenses durante un período prolongado de tiempo y planeaba matar a muchos más”, indicó Trump el viernes a través de Twitter.

Estados Unidos e Irán han estado compitiendo para ejercer influencia en el Medio Oriente y la tensión entre los dos ha aumentado por el programa nuclear de Irán y la retirada de Estados Unidos de un histórico acuerdo nuclear de 2015 con Irán.

El viernes, el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Khamenei, pidió represalias contra Estados Unidos. Se espera que la muerte de Soleimani tenga un efecto en toda la región.

Atención de Estados Unidos

Irán podría desviar la atención de Estados Unidos a Corea del Norte, ya que Pyongyang busca aumentar las tensiones en la Península Coreana, según comentó David Maxwell, ex coronel de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos que sirvió en el Comando de Fuerzas Combinadas de Estados Unidos y Corea del Sur.

“Kim no va a estar contento con toda la atención centrada en Irán justo en el momento en el que trataba de ejecutar una campaña de información e influencia a gran escala contra Estados Unidos y la comunidad internacional para levantar las sanciones”, subrayó.

Esta semana, Kim prometió “impulsar activamente el proyecto para desarrollar armas estratégicas”. Se cree que el objetivo de Corea de Norte de desarrollar armas es aumentar las amenazas en la Península Coreana para aumentar la influencia sobre Estados Unidos para extraer el alivio de las sanciones.

Corea del Norte ha estado exigiendo que Estados Unidos levante las sanciones desde que Kim se reunió con Trump en su Cumbre de Hanoia en febrero del año pasado. La cumbre se rompió cuando el mandatario estadounidense rechazó la propuesta de Kim de desnuclearización parcial a cambio del alivio de las sanciones.

Si bien las conversaciones se mantuvieron estancadas, Corea del Norte ha realizado 13 pruebas de misiles desde mayo en un esfuerzo por presionar a Estados Unidos para que levante las sanciones.

Cambio de pensamiento

Los expertos dijeron que el asesinato del general iraní podría cambiar el pensamiento de Corea del Norte sobre la capacidad de Estados Unidos para usar la fuerza.

“El ataque le dice a los adversarios como Corea del Norte que reevalúen (sus) suposiciones sobre las acciones de EE.UU.”, comentó Ken Gause, director del programa de análisis de adversarios en CNA.

“Trump, más que los presidentes anteriores, no es reacio a hacer huelgas de decapitación y asesinatos focalizados”, señaló.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo el jueves que Estados Unidos podría usar una opción militar en Corea del Norte si fuera necesario.

“Creemos que el mejor camino a seguir, con respecto a Corea del Norte, es un acuerdo político que desnuclearice la península”, indicó Esper en una entrevista con Fox News. “Pero dicho eso, seguimos, desde una perspectiva militar, listos para luchar esta noche, según sea necesario”, añadió.

El Pentágono publicó recientemente una foto de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos y Corea del Sur realizando simulacros de incursiones en las instalaciones de Corea del Norte con el objetivo de eliminar a sus principales funcionarios.

“Será interesante especular si (Kim) piensa que algo así (el asesinato del general iraní por parte de Estados Unidos) podría sucederle o si su paranoia lo llevaría a pensar que Trump, de alguna manera, le está enviando un mensaje”, indicó Maxwell.

“Deberíamos buscar respuestas (de Corea del Norte) en los próximos días”, finalizó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ